Historia de amor trágica: Romeo y Julieta

El amor a veces está por encima de todo

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Cuentan que los amores eternos no suelen terminar en boda, que nunca hay un "...y comieron perdices" para las historias de amor de verdad, porque el amor conlleva un componente trágico al que no podemos escapar. No sabemos si esto que cuentan es cierto, aunque esperamos que no lo sea, porque no nos gustaría vivir una historia de amor trágica, como la de Romeo y Julieta de William Shakespeare. 

La trágica historia de amor de Romeo y Julieta

En la Italia del siglo XIV las rivalidades entre vecinos se solucionaban a golpe de juicios, pero también de duelos a muerte. Y esta rivalidad a muerte es la que enfrentaba a dos de las familias más destacadas de la ciudad de Verona: los Montesco y los Capuleto. También era la época de los matrimonios concertados y así la hija de los Capuleto, Julieta se vio abocada a un casamiento con un tal Paris del que en absoluto estaba enamorada.

Porque el destino traza historias de amor muy diferentes a los planes de las familias. Por eso Julieta se fue a enamorar precisamente del hombre equivocado, de Romeo Montesco, con lo que convirtió su amor en una historia de amor imposible con tintes trágicos. Quiso también el destino que el amor de Julieta fuera correspondido, por Romeo, que estaba firmemente decidido a ignorar la oposición de sus respectivas familias y casarse con Julieta.

Fue una bella historia de amor la de Romeo y Julieta, con toda la intensidad, el deseo y la pasión de los amores prohibidos. Con declaraciones de amor románticas, con secretos mensajes de amor, con encuentros a escondidas y con la complicidad que dan los secretos de amor compartidos. Romeo y Julieta contaban con la firme oposición de sus familias, pero tenían un aliado para su historia de amor.

El monje Fray Lorenzo apuesta por el amor de estos amantes secretos y ayuda a Julieta a escapar de su matrimonio concertado. Por eso le proporciona un elixir que la dejará en estado de coma durante un tiempo, el tiempo suficiente para que toda su familia piense que está muerta y pueda así escapar con su enamorado. Romeo nada sabe de ese elixir aunque Fray Lorenzo asegura a Julieta que enviará un mensaje al Montesco para explicarle el plan

Sin embargo, ese mensaje nunca llegó a manos de Romeo. Sí le llegó, en cambio, la noticia de que Julieta había muerto. Es entonces cuando se dirige a la cripta donde se encuentra el cuerpo de su amor y, creyendo como todos, que estaba muerta, se tomó un veneno para acompañarla en la muerte. Así murió Romeo, a los pies de Julieta. Y Julieta cuando despertó y vio a Romeo muerto a sus pies, supo que al fin estarían juntos para siempre clavándose una daga en el corazón.

Si te gustan las historias de amor, en Diario Femenino tenemos muchas más.