Por qué hacer deporte puede ser bueno para tu piel

Los grandes beneficios de hacer ejercicio

Irene Gusi

Pensamos que el cuidado de nuestra piel reside en una dieta sana, una buena hidratación y un uso de cosméticos especiales, pero nos olvidamos de una pieza clave en la salud de la piel y ésta es el deporte.

Hacer ejercicio de manera regular estimula la circulación sanguínea y favorece la llegada de nutrientes y oxígeno a cada parte del cuerpo. Cuando la piel tiene una mayor oxigenación se ve con un mejor color, una textura más suave y sana, y existen menos riesgos de sufrir cualquier problema cutáneo.

Ventajas del deporte para la piel

El deporte además de encargarse de oxigenar la piel, permite eliminar células muertas, suciedad e impurezas a través del sudor. No hace falta realizar un ejercicio extremo pues cualquiera que implique movimiento ya pondrá a circular tu sangre y a generar sudor como por ejemplo andar, ir en bicicleta o realizar pilates.

Con la sudoración, los poros se destapan y permiten la salida de toxinas y otras sustancias para eliminar del cuerpo. Pero este proceso necesita de una ducha con agua templada tras el ejercicio para que le exfoliación natural sea completa. El movimiento también permite fortalecer y regenerar estructuras de tu piel, creando tonicidad y firmeza en ella para evitar así las antiestéticas arrugas o la flacidez en algunas zonas del cuerpo. Esto se debe al colágeno y la elastina que son renovados al practicar cualquier actividad física.

Las ventajas del deporte en la piel son infinitas pero si quieres potenciar todos los efectos positivos deberás tener siempre la piel limpia antes de realizar los ejercicios, quitarte la ropa húmeda después de entrenar, ducharte al acabar la actividad, y no olvidarte de beber agua antes, durante y después. 

Puedes leer más artículos similares a Por qué hacer deporte puede ser bueno para tu piel, en la categoría de Piel en Diario Femenino.