Cinco mentiras sobre las uñas de gel

Irene Gusi

Los mitos más comunes de las uñas de gel

Las uñas de gel es una de las técnicas de manicura más utilizadas por las mujeres, pues permite decorar y personalizar sus uñas. Pero debido a su popularidad, las uñas de gel se encuentran con un hándicap, los mitos que existen sobre este tipo de manicura.

5 mitos de las uñas de gel

Cuando decidimos hacernos una manicura tenemos que tener en cuenta las ventajas e inconvenientes que presentan, pero también debemos saber qué es verdad y mentira en todo lo que se habla. Para las uñas de gel, estas son las cinco mentiras más comunes:

1 Las uñas respiran: Esta afirmación tiene parte de verdad. Las uñas como tal no respiran pero sí reciben oxígeno a través de los vasos sanguíneos en la base de la uña.

2 Ingerir leche fortalece las uñas: El beber grandes cantidades de leche no implica un fortalecimiento extra en nuestras uñas. Éste se consigue a través de una alimentación adecuada donde se incluyen también productos ricos en calcio.

3 El maquillaje de gel daña las uñas naturales: Los productos que se utilizan para la manicura de gel suelen tener una calidad elevada. En la mayoría de los casos los daños causados a la uña se debe a la falta de formación del profesional que las ha realizado y a un fallo en el proceso de la manicura.

4 Los productos de las uñas de gel son nocivos: En la industria de la belleza no existen los productos libres de componentes, pero esto no significa que sean perjudiciales para nuestra salud. Sucede como en la mayoría de los casos, es bueno siempre y cuando no se abuse.

5 El gel se debe retirar cada cierto tiempo para dejar descansar a la uña: Si te encuentras satisfecha con los resultados obtenidos y no deseas retirarte tu manicura de gel, no tendrás que hacerlo. Cuando te lo has realizado en un centro profesional es fundamental evitar retirarlas tú misma porque podrías dañarlas, y ellos mismos serán los que te indican cómo trata, cuidar y mantener tus uñas.