Cómo preparar las uñas antes de la manicura de porcelana

Irene Gusi

La manicura de porcelana es ideal si queremos presumir de uñas, pero este tipo de postizo requiere de una manicura previa básica para proteger la uña natural del tratamiento que vamos a realizar posteriormente.

El cuidado habitual de las uñas es el primer paso para lograr su buena salud.

Cómo cuidar tus uñas con manicura básica

La manicura básica profesional necesita de unos 40 minutos. Durante este tiempo, los especialistas realizan un protocolo concreto que consiste en los siguientes pasos:

- Preparar manos y uña: Lo primero es desinfectar las manos con un gel antibacteriano y quitar restos de esmaltes anteriores. Es fundamental realizar una cuidadosa higiene antes de comenzar la manicura y para eso es necesario aplicar el gel en el borde exterior de la uñas, las palmas y el dorso de las manos. También debemos asegurarnos que las uñas estén libres de endurecedores, brillos o cualquier tipo de esmaltado.

- Limar: Aunque todos los pasos son importantes, el de limar es uno de los que más se aprecian. Es el momento de crear la longitud y la forma que se desea.  

Existen tres formas básicas de uñas: almendrada, ovalada y cuadra. Si las manos y los dedos son pequeños, es mejor optar por limas las uñas en forma almendrada, si los dedos son cortos dale forma cuadra con la esquina en punta.; y si tienes manos grandes y dedos largos opta por la cuadrada.

Recuerda que el mejor modo de limar las uñas es en una única dirección y de forma suave para no quebrarlas.

- Trabajar las cutículas: Su función es la de proteger el nacimiento de la uña de posible infecciones. Para tratarlas, es necesario que estén blandas y esto lo conseguimos metiendo las manos en un recipiente con agua caliente. Después de unos minutos se sacan las manos, se secan y se aplica un removedor de cutículas para emblandecer.

Una vez estén blancas se empuja la cutícula hacia atrás y se corta con un cortacutículas, solo en el caso de que sean demasiado largas y gruesas.

Por último pon una gota de aceite en cada uña para hidratar la zona que acabamos de pulir o cortar.

- Exfoliar e hidratar: Para eliminar las células muertas de la piel e hidratar las manos y las uñas, se realiza un peeling. Se extiende el producto por el dorso y la palma de la mano, llegando hasta los dedos realizando suaves masajes circulares. Después de unos minutos se enjugan y se aplica algún producto o crema hidratante en manos y uñas.

- Manicura: Antes de comenzar esta fase, es importante eliminar los restos de grasa que hayan podido quedar del hidratante, para que el esmalte o la manicura se adhiera adecuadamente. Después ya tendrás las uñas preparadas para poder realizar tu manicura de porcelana.

Puedes leer más artículos similares a Cómo preparar las uñas antes de la manicura de porcelana, en la categoría de Uñas en Diario Femenino.