Consejos para no volver a morderse las uñas

Irene Gusi

La famosa manía de morderse las uñas, o también llamada onicofagia, es algo muy común en la población.

Sus causas, entre otras, son el estrés, la ansiedad y el miedo, por ello es fácil de remediar ya que el problema radica en la mente. La clave de la solución está en querer llevarla a cabo.

Cómo dejar de morderse las uñas 

Morderse las uñas es antiestético y da una mala imagen sobre ti misma que seguramente no quieras ofrecer al resto de personas. Y, aunque la acción es un acto reflejo de nuestro propio cuerpo ante situaciones que nos alteran, hay remedios para acabar con el problema.

- Pintarse las uñas: El sabor del esmalte puede ser la solución  aunque hay quienes se acostumbran a él y siguen mordiéndose las uñas. Existe un esmalte que produce un sabor más amargo y fuerte llamado Mavala Stop. Lo puedes conseguir en perfumerías o en supermercados y su aplicación es recomendable realizarla todas las noches hasta que dejes de mordértelas.

- Ponerse uñas falsas: Hacerse una manicura con uñas postizas puede ayudar a dejar de morderlas, pues el contacto de la boca con la uña falsa es distinto al que proporciona la natural. Además también te dará tiempo a que crezcan las uñas naturales.

- Frotar las uñas con aceite: El aceite vegetal o de oliva ayudará al crecimiento de las uñas y su sabor puede resultar desagradable, así será menos habitual morderse las uñas después de su aplicación. Lo mismo sucede al frotar ajo en las uñas.

- Frotar una loción en las uñas y la piel alrededor de ellas: Esto favorecerá a que estén más sanas, ya que morderlas puede causar molestos dolores o pieles sueltas en la zona de alrededor.  El sabor también ayudará a mantener las uñas alejadas de la boca.

- Buscar un sustituto: Lleva siempre chicles o caramelos sin azúcar para así evitar morderte las uñas. También puedes optar por llevar anillos, llaveros, bolígrafos o pelotas de goma para distraerte y dejar de pensar en tus uñas.

- Ponerse retos alcanzables: Si nos parece imposible dejar de mordernos las uñas, opta por hacerlo poco a poco. Primero deja las uñas de una mano, o dedo por dedo. Con este método podrás ir viendo las diferencias entre la uña en mal estado por morderla y la uña bien limada.

Puedes leer más artículos similares a Consejos para no volver a morderse las uñas, en la categoría de Uñas en Diario Femenino.