Consejos para quitar las uñas de porcelana y que no se rompan

Irene Gusi

El material que compone las uñas de porcelana se caracteriza por su durabilidad y, es por ello que esta manicura puede mantenerse en el tiempo.

Cuando quieres quitarte las uñas postizas porque estás cansada de verte las manos siempre igual y necesitas cambiar de look pero no quieres gastarte dinero en centros de belleza, puedes optar por realizarlo desde casa.

Cómo retirar las uñas de porcelana paso a paso

El método más sencillo es la acetona, pero esta técnica daña nuestras uñas porque se trata de un producto muy corrosivo que, además puede causar lesiones en nuestra piel.

Para evitar estos efectos secundarios y conseguir retirar las uñas de gel sin causar daño a nuestra uña natural deberás optar por usar la lima. Se trata de un procedimiento más lento y por lo tanto, con más trabajo pero conseguirás un estupendo resultado.

En este caso deberás usar limas con granulados de menor a mayor. Hay que empezar por una lima con granulado 80 para retirar los trozos de porcelana más gordos y ya, cuando te encuentres en las últimas capas, usar limas con granulados más altos como de 180. Al final tendrás que dejar una fina capa de uña de porcelana sobre tu uña natural.

Esta última capa se deja para proteger a la uña y, así evitar que se debilite o ablande. Al cabo de unas semanas podrás ir eliminando esa última capa y conseguir el objetivo previsto.

Puedes leer más artículos similares a Consejos para quitar las uñas de porcelana y que no se rompan, en la categoría de Uñas en Diario Femenino.