El truco de vinagre de manicura para unas uñas divinas

Irene Gusi

El vinagre para las manicuras

Las uñas es un factor muy importante para conseguir el look perfecto en cualquier ocasión. Nos preocupamos mucho por llevar siempre unas uñas divinas pero, en ocasiones, a pesar de haber acudido a un centro de uñas profesional o hacer empleado todo el tiempo del mundo para realizar la manicura, no nos duran el tiempo que habíamos estimado.

Uno de los remedios caseros para que este drama no ocurra es el truco del vinagre. ¿Quieres saber cómo se consigue? Atenta a los siguientes pasos.

El vinagre, un remedio casero para las uñas

Antes de empezar a realizarte la manicura asegúrate que tus uñas y cutículas estén perfectamente hidratadas. Cuando tengas ya tus manos limpias comienza con el remedio casero y, para ello remoja un algodón con vinagre blanco y pásalo por la superficie de las uñas, una a una. Para asegurarnos de conseguir nuestro objetivo repite el proceso una vez se haya secado. Ahora ya puedes aplicar el esmalte de uñas mediante una doble capa, que dará mayor duración, y acaba con un esmalte top coat o brillo de uñas.

Esta receta del vinagre tan sencilla garantizará a tu manicura una mayor duración y protección. Esto sucede por el efecto desinfectante que tiene el vinagre, que gracias a él eliminas cualquier resto de suciedad que puedas tener en la superficie de tus uñas. También consigue que el esmalte se adhiera mejor a la uña y evitar que se sale la pintura al realizar trabajos en casa como por ejemplo fregar los platos o lavarte el pelo.

Además de todas estas ventajas se le suma la accesibilidad al producto, pues en todas las casas se dispone de una botella de vinagre blanco. ¿Qué esperas para probarlo?