La maternidad y la mujer Serpiente según el horóscopo chino

Las Serpiente y su faceta como madres

María Fernández

Está claro que ser madre es una decisión que debes sopesar mucho. No solo es necesario que tengas posibilidades económicas ahora y creas que vas a tener cierta estabilidad en el futuro, sino que personalmente tienes que estar muy preparada para tener hijos.

Si tienes pareja, tendréis que apreciar los pros y contras juntos, ya que es una aventura en la que os embarcáis de la mano. Si no mantienes una relación, no debes tener miedo a la maternidad porque seguro que el hombre o mujer de tu vida será ese pequeño que nazca.

Según el horóscopo chino, tu forma de enfrentarte a la maternidad y a otros aspectos de la vida cotidiana dependen del signo del zodiaco al que pertenezcas. De esta forma, la personalidad de la mujer Serpiente será muy diferente a la de la mujer Perro o Mono.

Eres una mujer Serpiente si has nacido en alguno de los siguientes años: 1905, 1917, 1929, 1941, 1953, 1965, 1977, 1989, 2001 ó 2013. Recuerda, sin embargo, que debido a que el calendario chino empieza en febrero, si has nacido en enero te sentirás más identificada con las características del signo protagonista del año anterior.

La mujer Serpiente como madre según el zodiaco chino 

A las mujeres Serpiente les gusta tener absolutamente todo bajo control. Ellas vigilan que cada uno de los aspectos de su casa y de su familia estén en orden. A veces, pecan de tratar a sus hijos de un modo demasiado estricto. Quieren que tomen ejemplo de su forma cuadriculada de entender la vida, pero no tienen en cuenta la edad de sus pequeños. No se puede educar igual a un niño de 4 años que otro de 14.

Les gusta la tranquilidad en todos los sentidos, así que preferirán pasar tiempo con sus hijos cuando están dibujando en lugar de cuando están correteando. Si algo se puede destacar de las mujeres Serpiente es que siempre se les ha dado muy bien ejercer de mediadoras en las discusiones. Aplicado a sus relaciones familiares, son excelentes poniendo fin a las peleas de sus hijos.