Los 9 usos de la pasta de dientes que ni imaginabas

El dentífrico puede ayudarte a acabar con los odiosos granitos

Lidia Nieto

pasta de dientes usos

Los dentistas recomiendan lavarse los dientes tres veces al día después de cada comida. Para una correcta higiene hacemos uso del cepillo de dientes, la pasta de dientes, el hilo dental y los enjuagues bucales, todo para tener una gran sonrisa. ¿Sabías que a la pasta de dientes le puedes dar otros usos relacionados con la limpieza del hogar y que te pueden sacar de un apuro más de una vez? ¡Descúbrelos! 

Sorprendentes usos de la pasta de dientes para la limpieza de tu hogar

Son muchos los usos que la pasta de dientes nos ofrece para el hogar, pero también es un excelente remedio para cuidar nuestra piel. ¡Atenta! Aprende a sacarle partido al dentífrico. 

1 Quitar los malos olores

El ajo y la cebolla son dos alimentos que se utilizan bastante a menudo para cocinar. Dan mucho sabor a los platos, pero por desgracia dejan un desagradable olor difícil de quitar en las manos. Para que se vaya sin mucho problema, frota tus manos en pasta de dientes, déjalo actuar un rato y lávalas con agua. ¿Ha surtido efecto? 

2 Pasta de dientes contra las manchas

Manchas en la alfombra, en las paredes, en la ropa, en los zapatos... El dentífrico te dejará todo como los chorros del oro. Te tocará restregar un poco, pero al final el esfuerzo habrá merecido la pena. Solo una advertencia en cuanto al calzado: ayúdate también de un cepillo de dientes para que sea más efectivo. 

3 Limpiar cd, pantalla del ordenador y móvil 

Los 9 usos de la pasta de dientes que ni imaginabas

Sí, sabemos que suena raro y que te costará hacerlo, pero la pasta de dientes hará desaparecer los rayones de los cd de música, al igual que los de la pantalla del ordenador y los roces de la pantalla de tu teléfono. Lo que tienes que hacer en los tres casos es poner en un paño húmedo un poco de pasta dental, pasarla por la superficie de estos objetos y acabar con un trapo seco. 

4 Para tratar el acné y las picaduras de insectos 

Tu piel es extrasensible, lo sabemos, por eso aliarte con la pasta de dientes te resolverá algún que otro contratiempo. ¿Que te ha salido un granito y al día siguiente tienes una cita? Echa un poco de pasta sobre él, déjalo todo la noche y, al día siguiente, se habrá secado. Por otro lado, si notas que te ha picado una avispa y sientes mucho dolor y picor, extiende sobre la zona pasta de dientes y obtendrás una leve mejoría. 

5 Pasta de dientes, tu nuevo gel fijador para el pelo 

Que se te ha acabado la gomina justo el día que querías darle a tu cabello un efecto mojado a lo Kendall Jenner, ¡pasta de dientes al rescate! Utilízala solo en casos de emergencia, porque si abusas de ello terminarás estropeando tu preciosa melena. 

6 Retirar la suciedad de los espejos 

¿Sabes un excelente remedio para evitar que cada vez que te duches los cristales del baño se empañen? Limpia el espejo con un paño y un poco de dentífrico. Puedes conseguir también estos resultados si lo aplicas en tus gafas o en los cristales de la casa. 

7 Para fortalecer las uñas 

usos de la pasta de dientes

La alimentación es un factor muy importante para tener unas uñas sanas, bellas y fuertes. El uso abusivo de esmalte hace que se debiliten o, incluso, aparezcan hongos y el tan temido color amarillento. ¿Qué hacer? Tenemos  la solución: ¡la pasta de dientes! No solo las mantiene limpias, sino también las fortalece y las aporta mucho más brillo. 

8 Eliminar las manchas del tinte

Cuántas veces te ha pasado eso de estar en casa echándote el tinte de pelo con tu toalla bien puesta y habiendo tomado todas las precauciones, pero al final algo del producto acaba cayéndose por la ropa, ¿muchas verdad? Limpia las manchas de tinte de pelo con pasta de dientes (se irá fácilmente), pero para prevenir te aconsejamos que la próxima vez, antes de ponerte manos a la obra, eches un poco de esta crema sobre la frente, las manos o alrededor de los oídos para que así no penetre en la piel. 

9 Dar brillo a la joyas 

Con el paso del tiempo, las joyas mal cuidadas van cogiendo un color verdoso muy desagradable a la vista de los ojos. Con la ayuda de un cepillo de dientes, extiende el dentífrico sobre el anillo, pendiente o collar correspondiente. Déjalo con la crema toda la noche y, al día siguiente, pasa un trapo húmedo y estarán como nuevas.