Complejo de manos pequeñas: el síndrome de manos infantiles

¿Sabías que este tipo de complejo afecta más a los hombres?

Laura Sánchez

Cómo superar el complejo de manos pequeñas

Complejos hay para todos los gustos. Hay quien se acompleja por su nariz, otros se acomplejan por su pecho y otros más por sus orejas. El complejo de manos pequeñas no es de los más frecuentes, pero también existe y está ahí para boicotear la autoestima.

Descubre en nuestro diccionario de complejos cómo superar el complejo de manos pequeñas.

El complejo de manos pequeñas, un complejo de hombres

Si la mayoría de los complejos físicos afectan más a las mujeres porque vivimos sujetas a la tiranía del aspecto físico, este complejo de manos pequeñas en concreto afecta en mayor medida a los hombres. El complejo aparece cuando se tienen unas manos más pequeñas de lo habitual, quedando desproporcionadas con el resto del cuerpo. Es lo que se conoce como el síndrome de las manos infantiles.

Si bien el de manos pequeñas no es uno de los complejos más frecuentes, sí es cierto que puede ocasionar muchos problemas de autoestima a esos hombres que se sienten inseguros por el tamaño de sus manos. Pero, ¿qué son unas manos pequeñas? Parece ser que la media de una mano masculina está en los 19,3 cm. de largo y en los 9 cm. de ancho.

Cuando un hombre se ve con unas manos que miden por debajo de la media se siente diferente, inseguro y, probablemente añada el complejo de inferioridad al de sus manos. Se trata en todo caso de uno de esos complejos físicos que afectan directamente a la autoestima de una persona.

Cómo superar el complejo de manos pequeñas

Síndrome de manos infantiles: cómo superarlo

Lógicamente, el complejo de manos pequeñas no es algo que se pueda solucionar mediante la cirugía estética. No hay forma de hacer que las manos sean más grandes, aunque sí se puede lograr que adquieran una apariencia más robusta mediante ejercicios de manos y dedos. En todo caso, la única forma de superar este complejo es mejorando la autoestima.

Es evidente que las manos tienen una gran importancia y que a todos nos gusta tenerlas cuidadas para causar buena impresión a los demás. Es por eso que las personas que se muerden las uñas también viven acomplejadas por el aspecto de sus manos. Pero si bien las manos son importantes, no lo son tanto como para dejarnos definir por ellas.

Cada persona tiene un conjunto de características físicas que debe aceptar cuanto antes si quiere que lo que se transmita a los demás sea su verdadera personalidad, que casualmente está en el interior, no en unas manos pequeñas, ni en unos pies grandes, ni en un culo caído.

Cómo mejorar la autoestima y acabar con los complejos

Cómo mejorar la autoestima y acabar con los complejos

En la mayor parte de los casos, los complejos se pueden superar sin ayuda o terapia. Únicamente es necesario reconocerlos y aceptarlos. Una vez que lo hagas empezarás a quererte un poquito más a ti mismo y eso influirá directamente sobre tu autoestima elevándola hasta las nubes. Aquí te dejamos algunos pequeños consejos:

+ Es muy importante que aprendas a valorarte por lo que tú eres y no por lo que los demás opinan de ti.

+ No trates de buscar la aprobación de nadie. Actúa en base a tus propias convicciones y criterios sin tener en cuenta lo que el resto de personas diga o piense (siempre puedes aceptar consejos de todas esas personas que te quieren, claro. Ellos solo querrán lo mejor para ti).

+ Todos, absolutamente todos los seres humanos del planeta Tierra, tenemos defectos y virtudes. Aprende a aceptar y convivir con los tuyos.

+ Reconoce tus limitaciones con total naturalidad.

+ Busca aquellos aspectos positivos que hay en tu interior y refuérzalos.

+ La autoestima es algo que debes trabajar día tras día eliminando los pensamientos y las actitudes negativas de tu vida. Trata de sacar la parte positiva a todos los problemas u obstáculos que se te presenten. ¡Tú puedes!

+ No trates de agradar a todo el mundo. Sé tú mismo. Quien esté a tu lado te querrá por quien eres y no por quien aparentas ser. ¡Fuera disfraces!

Ante todo debes aceptar tus complejos y aprender a vivir y a reírte de ellos. ¡Es la mejor manera de lograr superarlos!

¿Y tú? ¿Estás acomplejado por tener las manos pequeñas? ¿Qué haces para que este complejo no te afecte en tu día a día? Cuéntanoslo en los comentarios.