Cómo superar los complejos por (supuestos) defectos físicos

Hay veces que los complejos nos impiden ser felices

Cómo superar los complejos físicos

El mundo de los complejos es como un laberinto cuya salida es difícil de encontrar. Pero siempre hay una salida como siempre hay una forma de superar los complejos. En una sociedad en la que el estereotipo de belleza está muy definido, los complejos físicos hacen su aparición cuando algún rasgo se sale de la norma. ¿Tan terrible es ser diferente? ¿diferente de qué?

Estas preguntas nos hacemos porque son la clave para empezar a superar esos complejos físicos que a veces nos impiden ser felices y relacionarnos con los demás con normalidad. Estamos dispuestas a dejar de ser unas acomplejadas y más cuando se trata de algo tan relativo como el aspecto físico. Descubre cómo superar los complejos físicos.

Los mil y un complejos físicos

Los complejos físicos son el tipo de complejos más frecuente. Existen mil y un complejos físicos, algunos evidentes y otros totalmente subjetivos. Pero en todos los casos estos complejos acaban por aumentar la inseguridad de quien los padece hasta el límite de lo saludable. Entre los complejos físicos más frecuentes se encuentran el complejo de alta o el de baja, también llamado complejo de Napoleón.

Luego encontramos todo un repertorio de rasgos que no terminan de convencernos y que nos hacen la vida imposible como el complejo de nariz grande o el de las orejas también grandes. El pecho puede acomplejar tanto por exceso como por defecto, lo mismo que el culo. Y el complejo que trae de cabeza a más mujeres en el mundo es el complejo de gorda. Nos seguimos preguntando ¿en qué cifra está situado el límite entre lo gordo y lo no gordo?

Otros defectos físicos son aún más enrevesados y a veces más relativos. Existe el complejo de boca grande, de ojos pequeños, de piernas muy delgadas o de piel demasiado blanca. De igual forma, hay personas que se sienten acomplejadas por su color de pelo, por las canas, por tenerlo encrespado o por tener poco pelo. Y no falta el complejo por tener mucho vello corporal.

Cómo superar los defectos físicos

La lista de defectos físicos puede llegar a ser infinita, pero se trata de un tipo de complejos muy fácil de identificar porque la persona que los sufre sabe perfectamente el origen de su malestar. Tampoco es excesivamente difícil superar este tipo de complejos físicos. Básicamente existen dos formas de dejar de ser acomplejadas. Una es la modificación del rasgo que nos acompleja y la otra es la aceptación de ese rasgo.

Por poner un ejemplo, si tienes complejo de gorda puedes intentar hacer ejercicio y comer de forma saludable para moldear tu figura. Pero antes de nada tendrás que comprobar que no se trata de una apreciación subjetiva tuya. Que no quepas en una talla 36 no significa que estés gorda. Así que la única dieta que te hace falta es la de aceptar que no estás escuálida. Lógicamente, algunos complejos físicos no se pueden superar modificando el rasgo, es el caso de ser demasiado alta o demasiado baja. En estos casos solo cabe la aceptación. ¿Demasiado alta según quién?

Laura Vélez  •  jueves, 7 de diciembre de 2017

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Galería

  • Cuida de tu autoestima con estas frases

    Cuida de tu autoestima con estas frases

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x