Cómo superar el complejo por tener poco culo

Los estereotipos sociales han hecho que muchas mujeres vivan acomplejadas por sus glúteos

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

La mayoría de las mujeres tienen algún complejo físico. No es que los hombres no los tengan, es que la sociedad impone a las mujeres unas directrices de belleza más estrictas que a los hombres. Por eso, muchas mujeres viven pendientes de conseguir ese cuerpo perfecto al que le sobran kilos, le falta pecho, le sobra nariz o le falta culo. En nuestro diccionario de complejos puedes aprender a superar el complejo de poco culo.

Acomplejada por tener poco culo

El ideal de belleza femenino es una mujer lo más delgada posible pero con curvas, algo bastante incoherente y difícil de conseguir de forma natural. En líneas generales, si quieres entrar en un pantalón de la talla 36, tu trasero debe ser también pequeño. Y esto es lo que no pueden entender esas mujeres que viven acomplejadas por tener poco culo.

Las mujeres con complejo de poco culo dicen que no les sienta bien ningún pantalón, que no se sienten atractivas porque no tienen curvas y suspiran observando a esas mujeres famosas delgadas y con un trasero prominente. El peligro de tener este tipo de complejos físicos es que puede afectar a las relaciones sociales y también a la autoestima.

Este complejo de poco culo suele ir de la mano del complejo de poco pecho y es generado por la comparación con esas celebrities que hoy se consideran divinas pero que algún día el mundo se dará cuenta de que son cuerpos imposibles de lograr de forma natural.

Cómo superar el complejo de poco culo

La premisa para superar cualquier complejo, especialmente los complejos físicos, es mejorar la autoestima aceptando tu cuerpo tal cual es. Esto no impide que si estéticamente y según tu propio criterio te gustaría tener un trasero más moldeado no lo intentes por medio de ejercicio físico orientado a reafirmar los glúteos. El ejercicio físico siempre es la mejor opción cuando queremos transformar nuestro cuerpo.

La opción que siempre ronda en la cabeza es la cirugía estética. Cada vez hay más demanda de la operación de aumento de glúteos, algo que han puesto de moda las celebrities quienes se dieron cuenta de que si querían estar hiper delgadas, tenían que renunciar a las redondeces. Pero no hay obstáculo que no pueda salvar la cirugía estética.

Sin embargo, insistimos en que la cirugía estética es una forma de ocultar el complejo, pero no de superarlo. Superar el complejo de poco culo pasa por ser un poco más consciente de la verdadera esencia de una mujer, que no está precisamente en su aspecto físico. Mientras sigamos dejándonos llevar por la tiranía impuesta por la publicidad, seguiremos viviendo acomplejadas.