Remedios caseros para las manchas del sofá: tu sillón, como nuevo

Marta Valle

Remedios caseros para las manchas del sofá

El sofá es uno de los muebles del hogar que más se utilizan a diario. Uso que se ve incrementado exponencialmente si en la casa viven tanto niños como adolescentes. De este hecho se deriva que constituya una parte del mobiliario que tiende a ensuciarse con cierta facilidad y que, por tanto, requiere de cuidados específicos cuando se mancha de múltiples modos, ya sea por comida, bebida, tinta o el mero cúmulo de suciedad. Podemos echar mano de una serie de remedios caseros con el objetivo de que nuestro sofá recupere su esplendor y que, además, luzca lo más nuevo posible.

Eliminar manchas del sofá con remedios caseros

El proceso a través del cuál podemos eliminar manchas de grasa de la tapicería del sofá es muy parecido al que podríamos emplear cuando se trata de prendas de ropa. Dado el caso, un remedio casero muy efectivo consiste en coger un poco de papel de cocina y dar ligeros golpecitos sobre la zona afectada por la suciedad, de forma que se absorba tanta grasa como sea posible. Una vez concluida esta tarea, hemos de espolvorear polvo de talco, maicena o tierra de batán. Debemos esperar a que la grasa se seque y finalmente pasar la aspiradora con el cepillo quitapolvo.

Para el mantenimiento habitual del sofá podemos emplear una alternativa casera que resulta en la aplicación de una suerte de producto de limpieza elaborado con un litro de agua y media taza de vinagre blanco. Una vez concluida la combinación, hemos de aplicar el líquido resultante sobre las manchas que pretendamos eliminar, frotar con un paño de tela blanca y dejar secar durante unos minutos. Por último, debemos pasar un cepillo de cerdas blandas y suaves.

Si el sofá tiene manchas de tinta, va a resultar muy importante saber distinguir qué tipo de tinta está generando la incidencia. Si se trata de tinta lavable, podrás eliminar los restos de suciedad empleando tan sólo un poco de agua con jabón. Si se trata, sin embargo, de tinta no lavable, vas a necesitar invertir un poco más de esfuerzo. Un remedio casero habitual para estos casos redunda en la utilización de un algodón humedecido con un poco de alcohol. Hemos de aplicarlo directamente sobre la mancha y, posteriormente, frotar con un paño blanco hasta la eliminación completa de los restos de tinta.

Puedes leer más artículos similares a Remedios caseros para las manchas del sofá: tu sillón, como nuevo, en la categoría de Trucos de casa en Diario Femenino.