Remedios caseros para limpiar los abrigos

Así debes tratar los abrigos para que no se estropeen

Marta Valle

Remedios caseros para limpiar los abrigos

Una de las prendas más complicadas de limpiar es, sin duda, el abrigo. Razón por la cual, de forma anual, solemos llevarlo a una tienda especializada para que se encarguen de eliminar cualquier residuo o suciedad que se haya ido acumulando a lo largo del invierno. Sin embargo, las tintorerías no suelen ser baratas, y más teniendo en cuenta que en muchas ocasiones no se trata únicamente de nuestros abrigos sino también los de los niños. En lo siguiente, vamos a exponer una serie de remedios orientados a realizar estas labores en nuestro hogar.

Limpiar nuestros abrigos con remedios caseros

Los abrigos de lana, especialmente los de color negro, tienden a terminar repletos de pelusas y polvo, muchas veces poco después de haberlos vestido. Una forma rápida, sencilla y casera de eliminar estas partículas consiste en enrollar en la mano un poco de papel de celo o de papel adherente de embalar y presionar a lo largo y ancho del abrigo. De esta forma, la suciedad quedará en la parte adhesiva de estos papeles y podrás lucir tu prenda de una forma limpia a la par que impecable. En un sentido muy similar, también podemos emplear un cepillo por todo el abrigo con el objetivo de eliminar cualquier partícula que haya quedado pegada.

Si tenemos alguna mancha de comida o de grasa, podemos emplear un remedio casero consistente en sumergir el abrigo en una pila llena de agua fría, agregando posteriormente un poco de detergente específico para prendas elaboradas con lana. Una vez sumergido por completo, lo apretaremos y le daremos vueltas de forma que tanto el jabón como el agua penetren limpiando todas las áreas. Una vez concluido este proceso, vaciaremos la pila y la volveremos a llenar de agua con el fin de enjuagar todo el jabón.

Si el abrigo es de piel, deberemos dejar que las manchas se sequen antes de aplicar cualquier truco casero destinado a eliminarlas. Podemos pasar una aspiradora para retirar los resto de suciedad. Si este método no resulta suficiente, existe la posibilidad de aplicar una pequeña cantidad de serrín sobre la suciedad, especialmente si ésta ha sido generada por aceite o grasa de cualquier tipo.

 

Puedes leer más artículos similares a Remedios caseros para limpiar los abrigos, en la categoría de Trucos de casa en Diario Femenino.