Cómo combinar un abrigo camel: 13 looks para combatir el frío con estilo

Outfits para lucir un abrigo de color camel en cualquier ocasión

Beatriz Martínez

El abrigo camel no está de moda ni tiene nada nuevo que contarnos, más bien hay que decir de él que es una pieza clásica que forma parte de nuestro armario desde hace ya tiempo. Del nuestro y del de las celebs, no hay ni una sola que se resista a sacar su abrigo camel en cientos y cientos de ocasiones.

Y es que se trata de una prenda que abriga, viste mucho y es súper sencilla de mezclar con cuantas otras piezas tengas en tu vestuario. ¿No te lo crees? Mira, mira... Así es cómo se combina un abrigo camel a través de 13 looks para combatir el frío con estilo. ¡Estás a tiempo de querer ponértelo día sí y día también! 

Las 13 veces en las que vas a poder lucir tu abrigo camel con la cabeza bien alta

¿Cómo combinar un abrigo camel y no fallar en el intento? Como te decíamos antes, el abrigo camel no volverá a estar de moda nunca más ya que se trata de una pieza que ha pasado a la categoría de 'me lo voy a poner todos los días que pueda', por lo que no es una prenda que despunta unas semanas y luego cae en el olvido. ¿Por qué? Pues por lo que ya te sabe de sobra: el abrigo camel es muy ponible, juvenil y sofisticado a partes iguales, viste tanto o más que cualquier otra elegante prenda de abrigo y además resulta que es de lo más versátil.

Puedes elegir tu abrigo camel en tamaño convencional, en un estilo oversize que cubre cualquier otra prenda que te pongas debajo, los modernos tipo bata, los que llevan solapas grandes... ¡Cuántas opciones! Vamos hacer una cosa para que no cunda el pánico, nosotras te contamos cómo combinar el abrigo camel según el estilo y tú ya eliges la ocasión en la que te lo vas a poner: look de día, de oficina, de noche... ¡Vamos a verlo!

1 Look en tonos ocres con el abrigo camel como protagonista

Ponte unos vaqueros a tu gusto, añade un abrigo camel de solapas grandes, unos zapatos rasos o unos botines y un bolso cruzado. Sin duda un conjunto a prueba de aburrimiento que te podrás poner de lunes a domingo, eso sí, si lo quieres llevar a la oficina que los vaqueros sean lo más clásicos posibles.

2 Abrigo camel sobre fondo blanco

Una de las mezclas de la temporada que no puedes dejar pasar por alto es la de llevar un abrigo camel, que cada una se ponga el que más le guste, con prendas en color blanco total. Sí, has acertado, el color blanco y el camel hacen un tándem de esos que quitan el hipo.

3 Con prendas de tendencia

¿Eres moderna? ¿Te gusta adoptar una moda en cuanto pisa la calle? Entonces ponte una de esas tendencias de última hora: pantalones de cuero, blusas print animal, complementos de lana... Y añade un abrigo camel lo más tradicional posible. ¡Verás que look más chulo te queda!

4 Con piezas básicas, ¿te apuntas?

Si antes hemos dicho que un abrigo de este tipo quedaría genial con prendas modernas, ahora decimos que también puede quedar que ni pintado si te lo pones con piezas básicas como pueda ser unos jeans, una camiseta blanca (con zapatillas a juego) y un jersey cuello cerrado. ¡Qué levante la mano la que se apunte!

5 Abrigo camel para un look de noche, ¡qué no te falte!

Vale que el abrigo camel es de lo más socorrido para llevar de día pero eso no quiere decir que no te lo puedas poner para salir de noche, sobre todo en los estilismos formados por pantalones de cuero, faldas mini, blusas de seda y zapatos de tacón de aguja. Del resto de los complementos ya te ocupas tú según sea de arreglada la ocasión.

6 Con prendas de cuero

Acabamos de decir que un abrigo camel puede quedar de lo más chulo si te lo pones con unos pantalones efecto cuero, pues bien, extiende esa norma a cualquier prenda que tenga cuero como las faldas o incluso las chaquetas. Si no te lo crees, prueba y verás.

7 Para un look en color negro total

Al look de color blanco total roto por el color camel del abrigo le ha salido competencia, nada menos que un estilismo formado a base de prendas en color negro con un bello abrigo camel estilo bata con cinturón incluido. ¡Nos lo pedimos para lucir mañana mismo!

8 Y si lo llevas XXL...

Los abrigos color camel se llevan en la talla de cada una y también en su versión extra grande. Si esta última es con la que te vas a quedar tú que los vaqueros sean entallados y los zapatos tacón de aguja con print animal incluido, no sabemos por qué, pero se trata de una combinación para las que quieran llevar las de ganar.

9 Otra combinación ganadora

Veamos que más podemos hacer con nuestro querido abrigo camel, ¿qué te parece un outfit formado por vaqueros, camisa azul y abrigo camel minimalista? Seguro que a ti también te ha encantado la idea, por algo te decíamos al principio que el abrigo camel se puede llevar con prácticamente todo.

10 En clave sporty chic

No es que este tipo de abrigos se pueda llevar con prendas deportivas, de eso nada, pero sí que te lo puedes poner con mallas negras tupidas o incluso con sudadera. Eso sí, para tus ratos de ocio, no vaya a ser que pierdas el glamour que te caracteriza.

11 Abrigo camel + prendas en colores chillones

Perfecto para las que se atreven con todo y buscan atrapar todas las miradas. Si el abrigo camel te encanta pero necesitas que tenga un plus de modernidad ponte el tuyo con un conjunto que vaya en color vibrante. Por ejemplo, pantalones y blusa en amarillo mostaza, o falda de cuero y camisa en rojo mate. Añades tu abrigo y complementas con stilettos, bolso de mano y alguna que otra joya. Pues eso, solo para las que se atreven a experimentar con la moda.

12 Abrigo camel y look con pinceladas de color

Otro estilismo que no falla nunca es el del abrigo camel más prendas del estilo que quieras o necesites pero todas ellas en tonos neutros. ¿Qué puedes hacer para que tenga algo más rollo? Pues algo tan sencillo como añadir una nota de color en el bolso, en los zapatos o en el pañuelo de seda. Fácil, ¿verdad? Pues es de lo más resultón.

13 ¿Con falda? Sí, y también con vestido

¿Qué abrigo te pones cuando llevas falda o vestido? Pues el camel sin ir más lejos. No es para menos, se trata de una prenda perfecta para acompañar a faldas midi, largas y otras mucho más cortas y a vestidos entallados. En este último caso, en el de los vestidos, tienes varias opciones, que sea urbano o elegante, en ambos casos te podrás poner tu abrigo camel sin problema alguno, tan solo déjalo sin abrochar cuando el dress sea del alta costura.

¿Quieres aislarte del frío con mucho estilo? Entonces no pases ni un solo invierno más sin tu abrigo camel, ¡ahora ya sabes cómo combinarlo a las mil maravillas!

Puedes leer más artículos similares a Cómo combinar un abrigo camel: 13 looks para combatir el frío con estilo, en la categoría de Looks en Diario Femenino.