Remedios caseros para mejorar la circulación sanguínea

Marta Valle

Una de las condiciones necesarias para gozar de buena salud reside en el hecho de tener una circulación sanguínea fluida y que carezca de problema alguno. Todos y cada uno de los órganos de nuestro cuerpo necesitan ciertos nutrientes proporcionados por el aire, por el agua y por los alimentos y es, precisamente, la sangre el vehículo principal encargado de llevarles todo aquello que necesitan para realizar sus funciones con normalidad. Si, por el contrario, disponemos de un flujo sanguíneo anómalo, es posible que se vean alterados ciertos mecanismos corporales. Precisamente, para contar con una circulación sanguínea excelente, podemos echar mano de una serie de remedios caseros.

Mejorar la circulación sanguínea con remedios caseros

Un remedio casero bastante efectivo para mejorar la circulación sanguínea en nuestro cuerpo consiste en hervir un puñado de romero, consuelda, bardana, cola de caballo y saúco en un recipiente lleno de abundante agua. Debemos dejar reposar la combinación durante un periodo de unos 30 minutos y añadirla a la bañera. Después de este proceso, procederemos a darnos un baño durante 15 minutos y al salir nos envolveremos en una toalla y permaneceremos en ese estado durante 10 minutos más. También podemos preparar una infusión con ingredientes como salvia, tomillo y milenrama y tomar una taza después de cada una de las comidas principales.

Otro alternativa casera bastante recurrente a la hora de tener una circulación sanguínea fluida redunda en la utilización de la fitoterapia. Para ello podemos usar plantas como el ginkgo, capaz de mejorar enfermedades circulatorias como la claudicación intermitente, el castaño de indias o el hamamelis, muy útil para realizar tanto friegas como masajes, especialmente en las piernas, con el objetivo de combatir el dolor producido por una circulación sanguínea deficiente.

También podemos utilizar zumos de frutas a modo de remedios caseros para mejorar la circulación sanguínea y evitar la formación de placas de grasa en las arterias. Una combinación muy efectiva resulta en la mezcla de una taza de uvas verdes, una rebanada grande de melón chino, 4 hojas de menta y agua mineral. Una vez preparado, podemos conservarlo en el frigorífico y tomar unos tres vasos a la semana.

 

Puedes leer más artículos similares a Remedios caseros para mejorar la circulación sanguínea, en la categoría de Enfermedades en Diario Femenino.