Remedios caseros para prevenir y eliminar las ojeras

Productos naturales que debes tener en cuenta

Marta Valle

Descubre cómo prevenir y eliminar las ojeras con remedios caseros

Aunque muchas veces así lo creamos, ni una vida tremendamente agitada, ni la falta de sueño, ni el cansancio son los principales factores por lo que podemos llegar a desarrollar la aparición de ojeras. Son otras causas como la inflamación de los párpados, las irregularidades en la pigmentación de la piel, una excesiva exposición al sol, un afinamiento progresivo de la piel o una congestión nasal las que pueden provocar la generación de esta anomalía. Teniendo en cuenta que no se trata de un problema de relevancia médica sino más bien estético, podemos recurrir a una serie de remedios caseros que puedan frenar su aparición.

Frenar la aparición de ojeras con remedios caseros

Tanto el zumo de pepino como las rodajas de esta verdura pueden ser un gran remedio casero para reducir las ojeras, siempre y cuando apliquemos estos métodos en el contorno de los ojos. El pepino dispone propiedades a través de las cuales es posible tanto aclarar como calmar la piel en caso de hinchazones. Hay que llevar mucho cuidado cuando usemos el pepino en esta zona corporal ya que de entrar en el ojo es posible que éste se irrite. En un sentido muy similar al descrito podemos usar rodajas de kiwi o de manzana verde durante un máximo de 20 minutos.

Otra fórmula que puede actuar a modo de remedio casero para reducir el impacto de la aparición de ojeras consiste en hervir bolsitas de o de manzanilla. Una vez realizado este proceso, hemos de dejarlas enfriar y quitarles todo exceso de agua que dispongan, para que ésta no entre en los ojos. Las propiedades antiinflamatorias de estas plantas nos ayudarán a eliminar estas imperfecciones si las usamos durante un mínimo de diez minutos.

La aplicación directa de frío sobre la zona afectada puede suponer otro remedio casero bastante efectivo para paliar la aparición de ojeras. Coge una toalla húmeda, colócala en el frigorífico durante un espacio de quince minutos. Una vez extraído el objeto del refrigerador, podemos masajear las ojeras durante unos cinco minutos hasta mitigarlas considerablemente. Esta técnica logra contraer los vasos sanguíneos reduciendo, además, la inflamación que afecta a los ojos.