Remedios caseros para aclarar la piel

Marta Valle

Existen multitud de situaciones en nuestra vida diaria que pueden hacer que deseemos tener una piel más blanca y clara. Al igual que hay mujeres que desean con fervor que lleguen las temperaturas altas para tumbarse al sol y ponerse morenas, hay otras que prefieren disponer de una tonalidad más regular a lo largo de todo el año. Por otra parte, hay ejemplos de chicas que por multitud de factores pueden disponer de problemáticas cutáneas tales como irritaciones, rojeces, manchas o uniformidad manifiesta. Si nos encontramos en alguna de estas circunstancias, es posible recurrir a una serie de trucos y remedios caseros para conseguir aclarar nuestra piel.

Aclarar la piel mediante el uso de remedios caseros

Uno de los remedios caseros por antonomasia para aclarar nuestra piel consiste en la utilización de suero de leche. Su aplicación puede ser directa en la superficie cutánea mediante el uso de un algodón o también podemos agregarla al agua si vamos a darnos un baño. Podemos elaborar otro truco tradicional poniendo unas cuántas cáscaras de naranja a secar al sol. Una vez secas, las picamos y hacemos una especie polvo al que podemos agregar leche hasta que se forme una suerte de crema que podemos utilizar directamente sobre la dermis.

El jugo de la patata también puede resultar un remedio casero bastante efectivo si nos disponemos a aclarar nuestra piel. El uso es bien sencillo puesto que simplemente tendremos que cortar en rodajas una patata, pasarla por la zona de la epidermis que pretendamos blanquear, dejarla actuar durante unos minutos y después aclarar con agua tibia. Si somos constantes, este método nos permitirá tener una piel uniforme y clara.

Otra crema que podemos preparar de forma casera dispone como principales ingredientes zumo de limón fresco y las claras de dos huevos. Una vez batida la mezcla, la usaremos por las noches directamente sobre nuestra piel, procurando lavar bien los restos que queden una vez nos levantemos de la cama puesto que el contacto del limón con el sol puede provocar manchas en la piel, interrumpiendo de forma evidente los objetivos que perseguimos.