Remedios caseros para las alergias nasales

Marta Valle

La alergia nasal resulta una inflamación de las membranas mucosas que forman parte tanto de las fosas nasales como de los senos paranasales. Anomalía que suele ser bastante frecuente en las mujeres puesto que la nariz supone la primera barrera de la que dispone el organismo para defenderse de las agresiones de los muchos alérgenos que se encuentran en el aire que inspiramos de forma continuada. Ante estos ataques, el sistema inmunológico de algunas de nosotras reacciona con exageración desarrollándose una serie de síntomas que nos pueden incapacitar para realizar nuestras tareas cotidianas con normalidad. Al igual que existen fármacos concebidos expresamente para tratar este tipo de alergia, también podemos paliar parcialmente su impacto mediante el uso de remedios caseros.

Frenar los síntomas de las alergias nasales mediante remedios caseros

El eucalipto puede ser un aliado necesario en cualquier proceso alérgico relacionado con las fosas nasales, gracias a sus propiedades expectorantes y balsámicas que van a permitir aliviar la congestión nasal tan usual en estos casos. Un remedio casero muy fácil de preparar con esta planta consiste en calentar una cacerola de agua y añadir un par de hojas de eucalipto o dos gotas de aceite esencial de eucalipto. Una vez hervida la mezcla, debemos colocarnos encima de la cacerola, taparnos con una toalla y realizar inhalaciones profundas de los vapores que se desprenden.

Otro remedio casero bastante útil en caso de sufrir una alergia nasal es el lavado nasal con agua salada, práctica que podemos llevar a cabo mediante la utilización de una pera de agua en un lavabo, de forma que podamos arrastrar todas las partículas residentes en las fosas nasales que, a su vez, nos estén produciendo molestias. La cebolla resulta otro producto fundamental para todos aquellos problemas que estén relacionados con el aparato respiratorio. Un remedio muy efectivo consiste en hervir media cebolla en un litro de agua, preparando una especie de caldo que podemos tomar en varias raciones a lo largo del día.

Un síntoma que se manifiesta de forma bastante habitual durante el padecimiento de una alergia nasal es el picor intenso en los ojos. Para aliviar estas molestias podemos recurrir a un remedio casero para el que solo es necesario obtener unas rodajas de pepino y un par de bolsas de te negro. Deberemos colocar, en primer lugar, el pepino directamente sobre los párpados y, tras unos minutos, intercambiarlos por las bolsas de té negro, procurando que éstas se encuentren bien empapadas de agua.