Remedios caseros para adelgazar: olvídate de las estrictas dietas

Marta Valle

Remedios caseros para adelgazar

Una de las grandes preocupaciones de la mujer moderna resulta en lucir un cuerpo delgado y saludable, pudiendo compatibilizar este objetivo con la gran cantidad de responsabilidades que se asumen en el día a día. Por ello, los remedios caseros son enormemente populares ya que proporcionan una vía rápida sin tener que pasar por estrictas dietas.

Muchos de éstos seguramente se encuentren ya en nuestras cocinas y sólo debemos saber emplearlos con efectividad para lograr las metas deseadas. No obstante, hemos de tener en cuenta que los métodos que llevemos a cabo para perder peso no afecten negativamente a nuestro organismo, por lo que debemos combinar los remedios recomendados con una dieta equilibrada.

Remedios caseros populares para adelgazar

Aunque resulte tópico, el agua se puede convertir en uno de nuestros mejores aliados a la hora de perder peso. Este líquido garantiza, en primera instancia, que los depósitos de grasa de nuestro cuerpo comiencen a movilizarse siempre y cuando la tomemos en una cantidad adecuada -dos litros diarios- y a la temperatura precisa -a nivel del ambiente-. Si mezclamos el agua con hojas de manzanilla y lo utilizamos después de las comidas podemos propiciar que las digestiones resulten mucho más rápidas y efectivas, potenciando las posibilidades de adelgazar.

Los zumos de frutos rojos contienen una gran cantidad de ácidos que trabajan a modo de enzimas digestivas y que van a ayudar a limpiar unos pequeños depósitos de grasa que se acumulan progresivamente en los vasos linfáticos. También el limón, preparado a modo de zumo con una base de agua caliente, va a perfeccionar el funcionamiento del hígado y a potenciar la eliminación de las grasas de nuestro organismo.

Los remedios caseros para adelgazar suelen incluir una gran multitud de frutas y verduras ya que, en principio, pueden contribuir positivamente no sólo en la pérdida de peso sino para tener una salud inmejorable. Es el caso de la zanahoria que, tomada como zumo entre comidas puede ayudar a bajar de peso gracias a la sensación de saciedad que proporciona. En esta misma línea también encontramos los aguacates, frutas ricas en ácidos grasos omega 9, y que resultan un potente nutriente con capacidades probadas para eliminar la grasa acumulada en la zona del abdomen.