Remedios caseros contra la caspa

Marta Valle

La caspa supone una problemática común que puede llegar a afectar a una gran cantidad de mujeres a lo largo de sus vidas. Se trata de una anomalía que se desarrolla cuando las células muertas presentes en el cuero cabelludo se desprenden, produciendo una suerte de escamas blancas bastante poco estéticas. Las causas que pueden generar una anomalía como la descrita pueden ser diversas, desde una tensión emocional excesiva hasta un agotamiento generalizado, pasando por una higiene deficiente o incorrecta del cabello, un consumo inadecuado de hidratos de carbono o de azúcares o una exposición frecuente al frío.

Tratar la caspa a través de remedios caseros

Una palmaria sequedad en el cuero cabelludo puede ser uno de los grandes desencadenantes de la producción de caspa, cuestión que puede ser aliviada mediante un remedio casero muy utilizado en cocina: el aceite de oliva. Se trata de aprovechar el efecto a modo de crema hidratante que dispone este producto sobre nuestra piel. La clave reside en aplicar mediante un masaje una pequeña cantidad de aceite templado sobre nuestro cabello, envolver la cabeza con una toalla durante media hora para finalmente lavar y aclarar el pelo. Con este método podremos reducir el impacto tanto del picor como de la descamación.

Otro remedio casero bastante habitual para combatir la caspa consiste en machacar dos aspirinas y mezclarlas con nuestro champú habitual, de forma que obtengamos una especie de pasta. Cuando nos dispongamos a ducharnos o bañarnos, debemos lavar y masajear la cabeza con este preparado y dejarlo reposar durante dos minutos antes de proceder al aclarado. El ácido salicílico de esta medicina actuará, de este modo, no sólo combatiendo la descamación sino también reduciendo de forma patente la inflamación.

El limón puede ser considerado otro de los remedios caseros definitivos contra la caspa, y esta no es una recomendación baladí puesto que muchos champús que disponen una acción contra este fenómeno incluyen dicho ingrediente entre su composición. Esta fruta ganará efectividad en la lucha contra la caspa si aplicamos un poco de su jugo directamente sobre nuestro cuero cabelludo, realizamos un pequeño masaje y después lo dejamos actuar durante unos minutos. Finalmente, tendremos que lavar nuestro pelo con nuestro champú habitual y un poco de acondicionador.