Remedios caseros para el dolor de oído

Marta Valle

Las infecciones en el oído son disfunciones orgánicas, molestas a la par que irritantes, que se dan especialmente cuando hemos padecido alguna clase de dolencia respiratoria como un simple catarro o una gripe. Al tratarse de una problemática que suele presentarse acompañada de otros síntomas que pueden tener un carácter severo, como es el caso de la fiebre, debemos consultar con nuestro médico de cabecera a la hora de tener acceso a un tratamiento adecuado a la anomalía. Sin embargo, es posible complementar los fármacos habituales con una serie de remedios caseros que, además ser fáciles de preparar, apenas nos van a costar dinero.

Paliar una infección en el oído mediante remedios caseros

Uno de los remedios caseros más habituales para paliar las molestias que se desprenden de un dolor de oído consiste en coger una toalla, empaparla en agua caliente y escurrirla para instantes después sujetarla sobre el oído afectado hasta que ésta se enfríe. La aplicación de calor dispone la propiedad de reactivar la circulación sanguínea en la zona, logrando reducir tanto el dolor como la propia inflamación. Aunque la infección en sí no se verá curada, sí que logrará proporcionarnos una sensación parcial de bienestar.

El ajo también puede utilizarse como remedio casero para la infección de oído gracias a sus propiedades antibacterianas, que son capaces de ayudar a eliminar a los agentes causantes de la dolencia. Para ello podemos pelar un diente de ajo, mojarlo ligeramente en aceite de oliva y aplicarlo en la entrada del oído, sin introducirlo demasiado de forma que no se pueda colar en el interior del conducto. Si no nos causa ningún tipo de irritación, podemos dejarlo durante toda la noche para conseguir el alivio deseado.

El último remedio casero al que podemos echar mano en caso de que estemos padeciendo un dolor en el oído es una mezcla consistente en dos gotas de aceite esencial de lavanda, una cucharada sopera de de aceite puro de almendra, tres gotas de aceite esencial de árbol de y dos gotas de aceite esencial de camomila. Una vez realizada la composición, hemos de procurar calentarla y verter dos gotas en el interior del oído unas dos veces al día.

Puedes leer más artículos similares a Remedios caseros para el dolor de oído, en la categoría de Dolor en Diario Femenino.