Remedios caseros para dejar de beber

Marta Valle

Remedios caseros para dejar de beber

Dejar de beber alcohol resulta una tarea ardua y complicada que tan solo se puede llevar a cabo con mucha fuerza de voluntad. Ante todo, habremos de estar preparadas para analizar la cuestión con especialistas indicados y recomendados por nuestro médico de cabecera, como puedan ser nutricionistas o, incluso, psicólogos. Aunque no existen recetas milagrosas que nos puedan condicionar a dejar la bebida de un día para otro, sí que podemos hallar ciertos remedios caseros y tradicionales que pueden potenciar el proceso de eliminación de toxinas de nuestro organismo.

Los remedios caseros nos pueden ayudar a dejar de beber

Algunas infusiones de plantas pueden ayudar a nuestro cuerpo en el proceso de eliminación de toxinas y, por tanto, en esa complicada tarea consistente en dejar de beber alcohol. Uno de los remedios caseros más recurrentes dado el caso consiste en hervir un litro de agua junto a una cucharada de tila, una cucharada de salvia, una cucharada de boldo y una cucharada de albahaca. Una vez reposada la mezcla durante cinco minutos, deberemos intentar consumirla unas tres veces al día. Otro remedio natural indicado para desintoxicar nuestro organismo se basa en la disolución de una cucharada sopera de levadura de cerveza en un zumo de frutas o verduras.

Otro de los remedios caseros, aunque esta vez con cierta influencia externa, consiste en llevar a cabo una rutina alimentaria que nos ayude a superar el proceso de desintoxicación que conlleva el alcoholismo. En estos casos recomendamos encarecidamente la consulta con un profesional de la nutrición, puesto que dado el estado delicado en el que ya de por sí se va encontrar nuestro cuerpo, no podemos arriesgarnos a dejarlo sin los nutrientes necesarios para su recuperación. Por lo tanto, habremos de evitar todas aquellas dietas milagro que nos prometan resultados en muy poco tiempo.

Uno de los métodos más socorridos para procurar una profunda limpieza de toxinas en nuestro cuerpo resulta en un aumento en el consumo de frutas y verduras. Productos como la uva, la naranja, el dátil, el apio, la calabaza, la manzana, el mango o el melón pueden convertirse en excelentes remedios caseros para soportar con mayor entereza una etapa tan dura como la de dejar de beber alcohol.