Perros de famosos: Paris Hilton y su amor por los chihuahuas

María Fernández

Paris Hilton y su chihuahua, amor por las mascotas.

Si hay algo que vuelve loca a Paris Hilton (además de las fiestas, los bolsos de marca, los tacones de vértigo, los hoteles de lujo y un largo etc.) son los chihuahuas. Parece que esta raza de perro está de moda, sobre todo entre las más glamurosas, pero Paris Hilton fue la primera en convertir a su chihuahua en un complemento más de su vestuario.

En cualquier caso, solo con echar un vistazo a sus redes sociales, es fácil darse cuenta de que es una gran fan de los animales en general, y los perros en particular. Gracias a sus pequeños, como a ella le gusta llamarles, se siente mucho más acompañada en su gran mansión. En cualquier caso, a su perfil de Instagram ha subido fotos con las especies de animales más variopintas… desde cebras hasta gatitos. A Paris les gustan todos casi por igual. 

Este amor por los animales quedó patente en Simple Life, el reality que mostraba el día a día de la celebrity y que pretendía enseñar su cara más humana.

Tinkerbell, el perro chihuahua de Paris Hilton

Uno de los grandes mazazos que recibió Paris Hilton fue cuando murió Tinkerbell, el chihuahua que le acompañaba allá donde fuera. Se mostró muy agradecida a todos sus fans por todo el apoyo que le brindaron en unos momentos tan complicados. El amor por ‘su pequeño ángel’, como ella misma le ha descrito, era inmenso. Tanto era así que cuando desapareció durante menos de una semana, Paris dijo estaba dispuesta a pagar una recompensa de 5.000 dólares a quien lo encontrara. Fue un alivio para ella recordar que estaba en casa de su abuela. Aunque no es raro que no lo encuentrara en semejante mansión.

Y es que, quién no querría ser una de las mascotas de esta diva. Ellas asisten a eventos y fiestas a las que tú nunca serás invitado, duermen en camas con las que tú sueñas (nunca mejor dicho) y llevan trajes más caros que casi todo tu armario junto… Nos atreveríamos a decir con pocas posibilidades de equivocarnos que incluso han viajado más que tú y yo juntas...