Manual para vestir en una boda religiosa o civil según el protocolo

Consejos para no meter la pata y acertar

Tamara Sánchez

Manual para vestir en una boda religiosa o civil

¿Quién no ha recibido nunca una invitación de boda y se ha comido la cabeza pensando qué ponerse? Lo que para algunas personas es una verdadera fiesta para otras puede convertirse en un mar de dudas. Elegir el look para un enlace matrimonial puede resultar altamente difícil ya que acertar con lo que dictan las normas y escoger el estilismo que nos guste es una tarea complicada. Por eso, hoy en Diario Femenino te damos una clase de protocolo para que no metas la pata y aciertes. No te pierdas nuestro manual para vestir en una boda según el tipo de ceremonia: religiosa o civil

Cómo vestir en una boda según el tipo de ceremonia

Con el paso del tiempo, el protocolo de las bodas se ha vuelto cada vez más flexible. La mayoría de las veces, cuando nos invitan a este tipo de eventos, solemos dar más importancia a nuestros gustos y a la comodidad antes de atender a lo que establecen las normas. Sin embargo, no en todas las ocasiones todo está permitido o está bien visto. Si no quieres meter la pata, debes prestar mucha atención al tipo de ceremonia a la que vas a acudir. ¿Es una ceremonia religiosa? ¿O se trata de una ceremonia civil? Esta es la primera pregunta que tienes que hacerte. 

+ Protocolo en una boda religiosa

Protocolo en una boda religiosa

Si vas a acudir a una boda religiosa, debes tener en cuenta el lugar exacto donde se celebra. No es lo mismo que se celebre en una ermita o en una capilla pequeña donde las reglas no serán tan estrictas a que se celebre en una gran catedral. Los enlaces en catedrales suelen adquirir un tono mucho más lujoso y elegante.

En la iglesia católica no está bien visto que las mujeres lleven los hombros al descubierto. Es una creencia antigua pero que puede ofender a algún cura o párroco e incluso a alguno de los invitados de edad más avanzada, así que para evitarlo lo mejor será que te tapes los hombros si vas a acudir a una ceremonia de estas características. Esta norma no tiene por qué suponer un trastorno en tu look (sabemos que en verano es difícil ponerse un vestido con mangas). ¿La solución más sencilla? Ponerse un chal o pañuelo por encima de los hombros al entrar a la iglesia. Al salir, por supuesto, podrás quitártelo. 

La ceremonia religiosa requiere recato y respeto, por eso, al igual que ocurre con los hombros al descubierto, también debes evitar los estilismos con aberturas, escotes pronunciados, minifaldas o vestidos demasiado ceñidos. 

En cuanto a los colores que imperan en una boda religiosa, deben tratarse de tonos alegres, pero no excesivamente llamativos. Intenta evitar tonalidades negras ya que son muy uniformes y demasiado sobrias. Por supuesto, no debes olvidar que el color blanco está reservado para la novia y jamás debe ser usado por una invitada ya que podrías eclipsar su protagonismo. 

Al igual que ocurre con el look, los complementos para una boda religiosa tampoco deben ser exageradamente despampanantes. Si has optado por llevar algún tipo de pamela o sombrero, te estarás preguntado qué hacer con él cuando entres a la iglesia. Las normas de educación dicen que debes quitarte cualquier tipo de gorra o sombrero al entrar a un espacio cerrado en señal de respeto, sin embargo en las bodas este protocolo cambia. Las pamelas y tocados deben mantenerse puestas al menos hasta que los novios bailen el vals después del banquete. Esta regla solo tiene una excepción y es en el caso de que la pamela sea tan grande que te moleste a ti o a alguno de los comensales sentados a tu lado a la hora de comer. 

+ Protocolo en una boda civil 

Protocolo en una boda civil

Las bodas de origen religioso siempre son mucho más formales que las bodas civiles, por lo que si vas a asistir a un enlace matrimonial de origen civil tendrás muchas más opciones y alternativas a la hora de escoger tu look. Puedes ser mucho más arriesgada con el estilismo, no obstante también debes seguir unas normas básicas si no quieres llamar la atención eligiendo un look desapropiado para la ocasión. 

Muchas veces, son los propios novios los que marcan el dress code en la invitación de boda. En ese caso, deberás ceñirte a lo que ellos deseen y manden. 

Si tienes libertad para escoger el look, entonces tendrás que atender a varios aspectos. En primer lugar, deberás fijarte en el color del vestido que llevará la novia. Al igual que ocurre en las bodas religiosas, debes respetar el color que lleve ella ya que es la gran protagonista del día y buscar cualquier otro diferente.

Al contrario de lo que ocurre en las bodas religiosas, en las ceremonias civiles tienes mayor licencia a la hora de escoger el corte del vestido. En este caso podrás optar por llevar un escote pronunciado, enseñar los hombros o enseñar la espalda. 

En cuanto a los complementos, también dispones de mayor libertad. Puedes optar por pamelas de mayor tamaño, eso sí recuerda que no podrás quitártela hasta que acabe el banquete. 

Los trajes de chaqueta y pantalón también son una alternativa mucho más aceptada en las bodas civiles. Ya sea un traje sastre, un pantalón aplazo combinado con una blusa romántica o un mono son opciones perfectas para vestir en un enlace de estas características.