La herencia de Paul Walker: la madre de su hija, en guerra por el legado del actor

Olivia Blanc

La muerte de Paul Walker va a tener uno de los episodios más tensos desde el fatídico accidente que acabó con la vida del actor de Fast and Furious.

Y es que ha llegado el momento de abordar uno de los temas que traerá dolores de cabeza a los parientes de Paul Walker, la herencia.

Una superestrella de Hollywood muere y con ello comienzan las largas peleas y litigios por ver quién se queda con la mayor parte del pastel, o mejor dicho de las ganancias que había acumulado dicha estrella. Los padres del actor, la madre biológica de la hija de Paul Walker e incluso la que era la actual novia del actor, Jasmine Pilchard-Gosnell, son los protagonistas de esta pelea por los aproximadamente 40 millones de dólares de fortuna que tenía el actor.

La custodia de Meadow, la hija de Paul Walker, otro de los temas a tratar

Una de las razones principales de la pelea es nada más y nada menos por saber quién se quedará con la custodia de la hija del protagonista de Fast and Furious. Cuando se conozcan a los tutores legales de Meadow hasta su mayoría de edad, quedará claro quienes podrán manejar el patrimonio que Paul Walker le ha dejado como legado a su hija.

Entre los padres, la madre biológica de Meadow y ahora la novia actual de Paul Walker con la que mantuvo una relación de siete años, todos están a expensas de poder reclamar parte de la herencia del actor.