Plagios y parodias de 50 Sombras de Grey

plagios y parodias cincuenta sombras

Aunque resulte obvio -e innegable- reconocer el enorme éxito e impacto mediático que ha tenido la publicación y difusión de la trilogía de novelas ‘50 Sombras de Grey’ de la autora londinense E.L. James, hay que decir, siendo justos, que no es la primera novela (o serie, en este caso) que consigue revolucionar el imaginario erótico colectivo con una historia picante a la par que obsesiva, dónde el juego sexual es el centro neurálgico para el recreo y sorpresa de todas nosotras.

La novela erótica tiene un largo recorrido en la historia universal de la literatura, por lo que no es un tema nuevo aunque si sometido, normalmente por cuestiones morales, a un círculo de lectoras bastante reducido y underground. Sin embargo, hay unas pocas historias que han trascendido esta reclusión social, han saltado a la palestra y, tal como en nuestros días está consiguiendo la obra de James, han resultado controvertidas y se han colado en muchas conversaciones de café.

Las novelas eróticas, ¿la nueva moda literaria?

Como referente histórico más claro tenemos la serie de diarios publicados desde 1969 hasta 1986 por Anaïs Nin (en castellano sólo está editado el primero), en los que la escritora francesa realiza un tórrido recorrido por muchas de sus experiencias sexuales. Como ejemplos más cercanos tenemos ‘Las edades de Lulú’, escrita por Almudena Grandes y llevada al cine por el director español Bigas Luna. Incluso podemos encontrarnos con libros que suscitaron, en su día, un gran escándalo como el ‘Diario de una ninfómana,  en el que la autora Valérie Tasso repasa algunas de sus vivencias eróticas en el mundo profesional.

Sin embargo, como bien sabéis, el universo de las modas es cíclico en todos sus aspectos y el mundo de la literatura no va a ser menos. La industria no ha tardado en ver el filón y apresurarse a publicar relatos que puedan competir con ‘Cincuenta Sombras de Grey’, o bien obtener réditos económicos dado que los vientos soplan a su favor.

En castellano ya podemos disfrutar de novelas nacidas al amparo de la obra de E.L. James tales cómo ‘No te escondo nada’ de Sylvia Day, ‘Diario de una sumisa’ de Sophie Morgan, ‘Pídeme lo que quieras’ de Megan Maxwell, ‘Noventa días’ de M.C. Andrews, ‘Treinta noches con Olivia’ de Noe Casado o ‘Indiscreción’ de Charles Dubow. Dado que no tiende a primar la calidad literaria en este tipo de sucesivas imitaciones, quizá si podamos hallar en sus páginas un atisbo de entretenimiento.

La cara más divertida: ‘Cincuenta sombras de Gregorio’

A modo de antítesis humorística, y para romper el molde con el que E.L. James dibujó al apuesto y atractivo Christian Grey, llega al mercado español de mano de la editorial Planeta ‘Cincuenta sombras de Gregorio’, de la escritora italiana Rossella Calabró.

Se trata de una suerte de parodia de la novela protagonizada por Grey en la que nos encontramos con Gregorio, un hombre normal y corriente que no es rico, culto ni esconde un lado oscuro y misterioso. Por  el contrario, se pasea por casa con una camiseta raída y resulta incapaz de satisfacer nuestros deseos más íntimos o preocuparse por nuestro estado emocional.  Imagino que os sonará de algo. 

Marta Valle  •  martes, 2 de abril de 2013

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x