La moda de los gastrobares: cervezas con estilo

Gastrobares y la moda de las cervezas

Estamos acostumbradas a la clásica cervecita con tapa. Normalmente la degustamos junto a unas patatas fritas, unos cacahuetes, unas aceitunas o algo más contundente como una tortilla de patata.

Los gastrobares llegan ahora para mostrarnos que la caña ofrece multitud de matices y oportunidades para degustar con todo tipo de comidas. Como casi cualquier maridaje, no hay ninguna regla establecida, la única máxima es que siempre exista equilibrio y afinidad.

Los ahumados y marinados, los ácidos, los picantes y los platos muy especiados, los sabores amargos, las salsas agridulces, los platos de textura untuosa, las carnes a la plancha o el pescado azul e incluso el chocolate son algunas de las comidas o alimentos que encuentran en la cerveza el acompañante perfecto.

Lo mejor es degustar los distintos tipos de cervezas y combinarlas a capricho con distintos platos para encontrar la mezcla perfecta a nuestros gustos. Las cervezas se pueden dividir en dos grandes grupos:

 Cervezas lager o de baja fermentación (Pilsen, especial, extra, bock...). Son ligeras y suelen ser espumosas y suaves. En esta familia encontramos desde las rubias más claras a las tostadas de tipo extra o incluso las negras.

• Cervezas ales o de alta fermentación. Tienen aromas más afrutados. Generalmente son más cremosas y oscuras. Aquí encontramos las cervezas ale, de abadía, trapenses, negra stout y las cervezas de trigo.

Cómo servir una buena cerveza

En ocasiones nos surge la duda: ¿es mejor beber la cerveza en un vaso congelado, frío o del tiempo? En primer lugar, el recipiente perfecto para disfrutar de una cerveza es una copa de cristal fino que permita el agarre por la caña para evitar que la cerveza no se caliente y, además, se facilite la oxigenación de la bebida.

Con respecto a la temperatura del recipiente, éste debe estar fríos pero nunca escarchados o congelados porque el frío excesivo modifica el sabor y aroma de la cerveza e impide la formación de la espuma. Es aconsejable asimismo humedecer la copa para favorecer que la cerveza resbale por el interior de la copa evitando que el líquido explosione contra el cristal y pierda parte del carbónico.

Paula Fernández  •  viernes, 15 de marzo de 2013

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x