Fruta de otoño y sus beneficios

fruta de otoño, uvas

Sabemos que una buena forma de cuidar nuestra alimentación y a la vez ahorrar en la cesta de la compra es elegir siempre los productos de temporada, y si hay un alimento que no debe faltar en nuestra dieta es la fruta. Aunque tenemos la idea de que una amplia variedad de fruta la podemos encontrar sólo en verano, la verdad es que el otoño es la estación que produce algunas de las frutas más deliciosas y que además nos ayudan a protegernos de las típicas infecciones de esta época.

Frutas que te preparan para el invierno

Con el otoño ya instalado, muchas tememos la llegada del frío y con él los continuos resfriados, gripes y otras enfermedades. Para preparar nuestro cuerpo frente a los rigores del invierno y para reforzar nuestro sistema inmunitario podemos recurrir a una alimentación sana en la que no falten las frutas de otoño.

Manzanas, naranjas, mandarinas, peras y uvas son las clásicas frutas otoñales que podemos adquirir en cualquier momento del año, pero que es ahora cuando sus beneficios pueden notarse más. Naranjas y mandarinas son una de las principales fuentes de vitamina C, refuerzan nuestro organismo y son un potente antioxidante. La pera, además de potasio y vitamina E contiene fibra que ayuda a controlar el colesterol y el nivel de azúcar en la sangre.

Por su parte, las uvas son reconocidas como uno de los alimentos más nutritivos, ya que contienen vitaminas A, B y C, y son altamente depurativas y desintoxicantes, lo que las hace perfectas no sólo para cuidar nuestro organismo, sino también para perder peso de forma saludable. Y qué decir de las manzanas, cuyos beneficios han sido comprobados hasta tal punto, que los expertos recomiendan el consumo de al menos una manzana diaria durante toda la vida para mantener un buen estado de salud.

Sorpresas de otoño en forma de frutas

Pero el otoño también es tiempo de deliciosas frutas con las que puedes sorprender a tu familia. Recuerda que es temporada de frutos del bosque como las endrinas, los arándanos y las grosellas cuyas propiedades actúan directamente sobre el sistema inmunitario reforzando nuestras defensas de cara al invierno. Los frutos secos, que no pueden faltar en tu dieta, también son característicos del otoño. Castañas, nueces, avellanas y bellotas con las que puedes elaborar imaginativas recetas, especialmente de repostería.

El otoño también es la estación de los higos. Una deliciosa fruta de la que podemos aprovechar su alto contenido en vitamina A, minerales, fibra e hidratos de carbono. Y si queremos consumirlos frescos, esta es la única época del año en que podemos hacerlo. Otra fruta otoñal que nos proporciona innumerables beneficios es el caqui, que aunque procede de China, cada vez es más habitual en nuestra alimentación. El caqui es diurético y descongestionante y resulta el aliado perfecto para el equilibrio de nuestra piel.

Pero si hay una fruta que destaca entre la oferta de otoño es la granada. Cargada de un fuerte simbolismo, la granada es una fuente natural de vitaminas A, B y C, así como de potasio, calcio, magnesio y fósforo. Además es una fruta diurética, digestiva y depurativa, que ayuda a controlar el colesterol y se utiliza en algunos casos de arteriosclerosis.

Laura Sánchez  •  lunes, 19 de agosto de 2013

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x