Todo que te pierdes por no incluir el kiwi en tu dieta

Los beneficios de esta fruta para tu salud

Lidia Nieto

 Todo que te pierdes por no incluir el kiwi en tu dieta

En una dieta saludable, es fundamental incluir un buen aporte de alimentos de origen vegetal, que contengan una buena calidad nutricional. En ese sentido, el kiwi es una de las frutas del mercado con un valor nutricional más alto. Gracias a su gran cantidad de fitonutrientes, el kiwi puede ayudarnos a conseguir un óptimo estado de salud. Destaca, especialmente, por su gran aporte de fibra, minerales, antioxidantes y vitaminas, en especial la vitaminia C. También es fuente de potasio, de folato, de carotenos, polifenoles y vitaminas E. 

Beneficios de incluir el kiwi en tu dieta

Al ser una fruta tan completa a nivel nutricional, el kiwi es una elección muy saludable para incluirla en nuestra dieta de forma habitual. De esta manera, nuestro cuerpo puede obtener de forma sencilla y natural nutrientes esenciales que necesita. La nutricionista Mireia Porta no cuenta todos los beneficios de incluir el kiwi en nuestra dieta:

+ El alto contenido en vitamina C del kiwi contribuye a la protección de las células frente al estrés oxidativo, ayuda a reducir la fatiga y contribuye a la función normal del sistema inmune. También contribuye a la formación de colágeno, esencial para mantener una piel, unos dientes y unos huesos sanos. 

+ Además, por sus aportes de fibra soluble e insoluble, es uno de los mejores alimentos para cuidar nuestro intestino. También contiene actinidina, una enzima exclusiva del kiwi, que descompone las proteínas más rápidamente. 

+ En el caso del folato, otra vitamina que el kiwi posee en grandes cantidades, es un gran aliado para nuestra salud cardiovascular y, si estás embarazada, contribuye al crecimiento y desarrollo celular. 

+ El potasio, otro nutriente esencial del kiwi, contribuye a mantener la función de los músculos y su crecimiento. 

Cómo incluir el kiwi en tu dieta

Por nuestra salud es fundamental que se establezcan buenos hábitos alimentarios, por ese motivo, asegurar el consumo de dos aportes de verduras/hortalizas con tres porciones de frutas al días es una excelente forma de empezar a mejorar los hábitos alimenticios, y que muy pocos cumplen. En el caso de las frutas, el kiwi, y en especial el kiwi amarillo, por su sabor dulce y su menor acidez, se puede convertir en nuestro aliado como una "chuchería" en forma de fruta para mayores y para pequeños. Otros consejos muy prácticos, que nos da Mireia Porta, y que nos pueden ayudar a aumentar el consumo de frutas y verduras en nuestra dieta y en la de nuestros hijos son: 

+ Tener siempre fruta fresca en casa y, así, cuando nos entre el hambre, no tendremos excusa.

+ Preparar platos que sean atractivos y que nos den ganas de comerlos al instante.

+ Sé original a la hora de preparar la fruta, ¿qué tal utilizar una brocheta y poner kiwi con otras frutas? O prsentarla en forma de macedonia o mezclarlo con yogur y/o leche e, incluso, elaborar helados. 

+ ¿Te atreves a echar un poco de kiwi como ingrediente de vegatales, arroz, quinoa o pasta? 

+ También puede ser una guarnición ideal para carne y pescado. 

¿Te animas a darle una vuelta a tu dieta y empezar a incluir al kiwi?