Si comes sano, ¡todo son ventajas!

Sergio Gallego

Cada vez hay más gente concienciada y optan por cambiar de hábitos para llevar un tipo de alimentación lo más saludable posible. Este tipo de alimentación es clave a la hora de poder disfrutar de una vida sin grandes problemas de salud. Por eso, te queremos dar una serie de razones por las que es totalmente aconsejable el comer de una manera saludable durante todos los días del año. 

Los beneficios de comer sano

Una alimentación saludable y equilibrada va a suponer un cambio radical en los hábitos de comer de muchas personas, pero con un poco de ganas y de esfuerzo lo conseguirás

+ Lo primero que tienes que hacer es incluir en tus menús diarios una gran variedad de alimentos: frutas, pescados, verduras, legumbres, carnes, lacteos, huevos... Muchas veces por las prisas del trabajo o las clases obviamos de nuestra dieta ciertos alimentos que resultan necesarios por la cantidad de nutrientes que tienen para nuestro organismo. Haz una revisión de lo que comes y si ves que algo te falta, ¡hazte con ello!   

+ Es esencial comer a lo largo del día de una forma moderada, sin excesos, e incluyendo una serie de alimentos que te permitan estar perfectamente. De esta forma debes comer a diario alimentos como los productos lácteos, ya que ayudan a fortalecer todo el sistema óseo, además de contribuir a poder tener una buena presión arterial. No olvides tampoco incluir alimentos tan importantes como las verduras y la fruta, ya que aportan una buena cantidad de minerales y vitaminas al organismo. Si puedes, es aconsejable consumirlas crudas o hervidas, para aprovechar al máximo todos sus nutrientes. 

+ Asimismo es esencial tomar carne roja y blanca, ya que es una fuente importante de proteínas, además de aportar al cuerpo una buena cantidad de hierro que permite fortalecer la salud del cerebro. Los pescados azules son ricos en grasas saludables del tipo omega 3, tan necesarios para que el organismo pueda funcionar perfectamente.

+ También es bueno ingerir una buena cantidad de cereales, legumbres y frutos secos, porque son fuente de energía al cuerpo, haciendo que el mismo rinda de la mejor manera posible. 

+ No olvides tampoco tomar abundante agua durante todo el día, ya que dicho consumo te ayudará a limpiar todo el organismo y a eliminar las toxinas que se vayan a acumulando después de cada comida.

+ Para llevar una dieta lo más saludable posible debes eliminar el consumo de productos tan dañinos para la salud como es el caso de los azúcares añadidos, las bebidas alcohólicas o las grasas trans y, siempre que sea posible, reducir las dosis de sal.  

+ Por último, además de la citada alimentación, resulta muy importante realizar un poco de ejercicio físico diario, como caminar o montar en bicicleta.

Con todas estas pautas, notarás que te empezarás a sentirte y verte mejor externa e internamente y podrás vivir de una manera más saludable. ¡A por ello!  

Puedes leer más artículos similares a Si comes sano, ¡todo son ventajas!, en la categoría de Dieta sana en Diario Femenino.