'Vida slow': haz una vida más tranquila y sana, como la de tu abuela

Volver a las labores de la abuela

Tejer, coser, ganchillo, punto de cruz, hacer punto o tricotar son labores propias de nuestras abuelas de las que hemos huido durante años porque nos parecía cosa de ancianas. Sin embargo, algo está cambiando y este tipo de labores están más de moda que nunca, gracias en parte, a la promoción que han hecho famosas celebrities como Sarah Jessica Parker, a la que podemos ver en los descansos de los rodajes haciendo estilosas bufandas de lana. Además, en los últimos tiempos se viene proponiendo desde distintos ámbitos el regreso a las costumbres más sanas y tradicionales.

Hazlo tú misma

La corriente del "hazlo tú misma" o DIY en inglés, está arrasando en todo el mundo y se basa en una vuelta a las tradiciones, en la reutilización y reciclaje de los objetos y en una reducción y selección de nuestras verdaderas necesidades. Así, repararecen las figuras de nuestras abuelas, pero un tanto renovadas, para ayudarnos con los platos de cocina de siempre, mucho más sanos, con la decoración del hogar a base de reciclaje, mucho más barata y con la vuelta a labores como hacer ganchillo, punto de cruz o hacer punto para conseguir prendas originales, pero sobre todo, como método de relajación.

No se trata de volver a hacer aquellos tapetes de ganchillo para el sofá o la mesilla del teléfono, que siguen dando pavor, sino de aplicar la misma técnica de ganchillo para nuestras creaciones más originales. Y quien dice ganchillo, dice tejer o hacer punto. Así, podemos hacer desde cojines, alfombras, bolsos, bufandas, gorros, mantas, capas, chales...todo lo que se te ocurra o todo lo que necesites.

El punto de cruz es una de esas labores que arrasan por su capacidad decorativa y volver a las agujas y la lana para hacer tus propios jerseys es el mejor método anticrisis para renovar tu armario. No te preocupes si no tienes una abuela a la que pedirle que te enseñe a tricotar o a hacer ganchillo. Tienes en intertet infinidad de vídeos explicativos que te enseñan desde cero.

La vida slow

En la mayoría de las ciudades tienes grupos que se reúnen una tarde por semana para charlar, tomar café y hacer estas labores "de abuela" y ya se están conviritendo en una auténtica tendencia. Además del factor práctico (imagínate cuánto dinero te ahorrarías si aprendieras a coser) es una forma de relacionarse con otras personas y conocer gente nueva.

Y toda esta tendencia está relacionada con la llamada "vida slow", que propone una vuelta a las costumbres más tradicionales y rurales para relajarnos y alejar el estrés. Sin necesidad de irte a vivir al campo, aunque también hay quien lo toma como una opción, la "vida slow" incluye el "hazlo tu misma" tanto en la decoración como en las necesidades más básicas, pero ante todo propone mucha calma.

Así que si quieres encontrar un nuevo bienestar y descubrir una nueva forma de vida más tranquila y más sana en tu propia ciudad, no dudes en apuntarte a uno de estos grupos de labores tradicionales para hacer tus propias creaciones a punto, o aprende a reciclar muebles para darle un aire diferente a tu casa, o decídete por un huerto urbano para comer más sano.

Laura Vélez  •  jueves, 9 de enero de 2014

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x