Botox para todos: famosas, hombres y veinteañeras

Las bondades del botox para hombres y mujeres

El reinado del botox en cuanto a tratamientos faciales se hace patente años después de la aprobación de su uso para fines cosméticos. Esta técnica que consiste en el debilitamiento de la contracción muscular va ganando terreno frente a otras técnicas estéticas más invasivas para embellecer el rostro. Cada vez más gente prefiere unas inyecciones de botox a enfrentarse a los peligros de la cirugía estética.

El botox para congelar la juventud

El botox es uno de los tratamientos estéticos faciales más demandados y va ganando adeptos frente a otras cirugías plásticas más agresivas. El tratamiento consiste en la inyección de la toxina botulínica en el rostro. De esta forma se paraliza temporalmente la contracción de los músculos evitando que aparezcan nuevas arrugas y líneas de expresión y suavizando las ya existentes. Los efectos rejuvenecedores del botox empiezan a ser visibles a las 48 horas y tiene una duración de unos 6 meses, momento en el que habría que reanudar el tratamiento.

Como no tiene efectos secundarios ni necesita de cuidados especiales tras la inyección, el botox se alza como rey indiscutible en la búsqueda de la eterna juventud y del mantenimiento de la belleza, en una sociedad en la que el estándar estético es un cuerpo delgado y un rostro siempre joven.

Si en apariencia el botox se presenta como un aliado de la belleza sin efectos secundarios nos preguntamos cómo es posible que algunas celebrities aparezcan con un rostro de cera carente de expresión tras un exceso de inyecciones de botox. Todos tenemos en mente la imagen de Sandra Bullock y Nicole Kidman.

Botox para todos

Y es que el gremio de los actores es el primero que recurre a este tratamiento facial. Sin embargo, tras algunos desastres faciales, algunos directores empiezan a temer la falta de actores capaces de expresar lo requerido en cada escena. Rostros inexpresivos y congelados pueblan los carteles de películas en lo que supone una contradicción, porque el requisito principal de un buen actor es dotar de expresividad a su personaje. Aunque tampoco nos extraña la encrucijada en la que se encuentran las estrellas de cine sometidas a la presión de una industria donde se da más prioridad al aspecto físico que al buen hacer.

Y esta presión no influye sólo en las actrices que van cumpliendo años. Los hombres también han sucumbido a la promesa de juventud del botox de tal forma que vemos cómo actores guapos y atractivos como Patrick Dempsey, el doctor macizo de Anatomía de Grey, mira a Meredith Grey con la misma expresión cuando están besándose que cuando están discutiendo.

Siguiendo con esta obsesión de Hollywood por ofrecernos rostros juveniles, algunas de las actrices más jóvenes se ven en la necesidad de recurrir al botox para poder así prolongar sus contratos en papeles de eternas adolescentes. Miley Cyrus y Lindsay Lohan son algunas de las que intentan congelar su juventud a base de inyecciones de botox.

Y así seguirá siendo mientras los cánones estéticos no reconozcan que un rostro atractivo es aquél en el que se refleja la experiencia vital a través de las tan temidas líneas de expresión.

Laura Sánchez  •  viernes, 10 de agosto de 2012

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x