Peligros de la cirugía estética

Los peligros de la cirugía estética

Hoy en día la cirugía plástica forma parte de nuestras vidas como un elemento más en el esfuerzo por estar cada día más guapas y sentirnos mejor con nosotras mismas. Los debates éticos y las propuestas para convencernos de que la belleza está en el interior no son lo suficientemente satisfactorios porque la imagen de belleza que se proyecta desde la publicidad y desde el mundo de las celebrities nos pide a gritos un retoque de cirugía plástica.

Posibilidades de la cirugía estética

Son muchos los motivos por los que una persona decide someterse a una cirugía estética. El principal motivo es sentirse bien con una misma y con ello aumentar la autoestima. Y es que a veces somos incapaces de convivir con algunas partes de nuestro cuerpo. Retoques de nariz, de ojos o de orejas; lifting facial; pómulos o mentón; remodelamiento corporal o implantes mamarios. Si la cirugía puede ayudarnos a superar nuestros complejos ¿por qué no utilizarla?

Ante todo tienes que revisar los verdaderos motivos por los que decides someterte a una cirugía plástica, y asegurarte de que lo haces únicamente por ti. Hay muchas mujeres que deciden pasar por una cirugía estética por trabajo, y otras muchas que lo hacen por agradar a sus parejas y esto puede suponer con el tiempo graves problemas psicológicos. Sean cuales sean tus motivos, recuerda siempre que eres tú quien va a correr los riesgos.

Riesgos de la cirugía estética

Los riesgos de una operación estética son los propios de cualquier cirugía. Entrar en un quirófano entraña una serie de riesgos derivados fundamentalmente de la anestesia. Pero también existe el peligro de hemorragias e infecciones, así como de complicaciones en el resultado final. A veces, la operación no se desarrolla como debería y aquella parte de nuestro cuerpo que queríamos mejorar, se ve con un aspecto aún peor. Por eso es fundamental ponerse en manos de un reconocido profesional y no dejarse llevar por ofertas y publicidad engañosa.

Cualquier cirugía estética tiene que pasar antes por un período de reflexión, por una exposición clara de la información referente a resultados y riesgos, por un quirófano preparado para poder responder con inmediatez ante posibles complicaciones y sobre todo, por profesionales competentes.

Sin embargo, en la mayoría de los casos en los que la cirugía cumple todos los requisitos y se desarrolla con éxito, las complicaciones más frecuentes derivan del postoperatorio. Y generalmente los problemas son atribuibles al propio paciente que no cumple al pie de la letra las recomendaciones de recuperación indicadas por la clínica o no respeta el tiempo de reposo necesario tras una intervención.

Las cicatrices son el resultado más temido tras una cirugía estética. Son muchas las mujeres que presentan cicatrices visibles y también manchas, producidas por un cuidado inadecuado tras la operación. La exposición al sol sin la adecuada protección es uno de los factores que más perjudica el resultado final de una cirugía plástica. Por eso es fundamental extremar los cuidados de la piel tras la operación. No debemos olvidar que la cirugía es sólo un paso para mejorar nuestro aspecto, pero una vez hecho el trabajo del cirujano, nos corresponde a nosotras seguir tratándonos de la forma más adecuada.

Laura Sánchez  •  miércoles, 4 de julio de 2012

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x