Culos a la carta: el de Shakira o Jennifer López, entre los más demandados

Napoleón Fernandez

culos a la carta. shakira

La forma y tamaño de los glúteos son símbolo de belleza y juventud, es por ello que cada vez más mujeres deciden someterse a operaciones de glúteos y, así como en el caso de las operaciones de pechos, conseguir el tamaño y la forma perfecta. Pero no todos los glúteos son iguales, por lo que las operaciones deben ser personalizadas y estudiadas según cada caso particular. Así pues, para crear las nalgas perfectas los médicos deben estudiar primero el cuerpo que las acompaña, su estatura, su piel y su textura.

Técnicas para realzar los glúteos

Hay diferentes formas de realzar nuestros glúteos. El método más barato son las braguitas push up que nos evitan pasar por quirófano al mismo tiempo que elevan nuestro trasero y lo hacen más respingón. Pero si buscamos un resultado más permanente, podemos recurrir a las prótesis y/o liposucción. Si el especialista decide que nuestro caso puede ser tratado solo con la aplicación de una prótesis, entonces deberemos realizarnos una gluteoplastia; mientras que si además de la prótesis debemos realizar una liposucción del contorno, entonces deberemos someternos a un lipofilling. Estos tratamientos rondan los seis mil euros.

A diferencia de las prótesis mamarias, las de glúteo están fabricadas con gel cohesivo de silicona, que es más rígido y consistente. Gracias a ello el resultado no parece artificial, aunque si tenemos una constitución muy delgada y decidimos aplicarnos una prótesis de un tamaño grande, podemos llegar a palparnos la prótesis con más facilidad. La operación dura unas dos horas y se realiza mediante anestesia general, para que el paciente no sienta ningún tipo de dolor ni incomodidad. En cuanto al postoperatorio, depende de cada persona, pero por lo general no es demasiado largo. Pasadas unas seis horas, si el paciente se muestra estable, este puede trasladarse a su casa, aunque debe guardar reposo y cuidar las heridas por lo menos durante diez o quince días, como en cualquier otra operación sin riesgo. El resultado final se podrá apreciar al cabo de seis meses.

Tipos de glúteos más demandados

Las demandas de hombres y mujeres que deciden someterse a una operación de glúteo son diferentes. Las mujeres prefieren aumentar su volumen o redondearlo; el hombre, sin embargo, prefiere las formas cuadradas y unos volúmenes más acordes con su constitución. El trasero con forma redonda es el más demandado. Estos glúteos resultan atractivos porque su masa se concentra en la parte central de la nalga.

El trasero tipo deportista también es muy solicitado, pues tiene un aspecto firme y saludable. Por otro lado, el latino es un tipo de glúteo con volumen y redondeado que cada vez es más demandado. Dentro de este último tipo de glúteos el más pedido por las mujeres es el brasileño, que es más redondo, respingón y definido que el resto.

Este auge de las formas latinas se refleja en las peticiones de las clientas que suelen demandar los glúteos de las famosas que más admiran. Así por ejemplo, las mujeres piden tener un glúteo como el de la colombiana Shakira, el de la america con ascendencia latina Jennifer López o el de la modelo y actriz Kim Kardashian.