¿Cómo usar mascarillas faciales?

Las mascarillas faciales son una solución habitual para cuidar el rostro, pero ¿cuál es la mejor manera de usarlas?

Napoleón Fernandez

Las mascarillas faciales son una solución muy recurrente para cuidar la piel del rostro, tanto a nivel superficial como en sus capas más profundas. Las hay de muchos tipos -hidratantes, relajantes, bronceadoras, limpiadoras...- y, la mayoría de las veces, sus resultados para combatir problemas de salud y belleza son altamente satisfactorios. ¿Cómo usar mascarillas faciales?

Antes de aplicar una mascarilla facial, te aconsejamos limpiar cuidadosamente tu piel; de esta manera, los principios activos del preparado penetrarán con facilidad por tus poros y actuarán con mayor eficacia. En ocasiones, realizar un peeling te ayudará a eliminar las células muertas de la piel.

No apliques tampoco la mascarilla sobre la superficie total de tu cara antes de comprobar que no te produce alergia -úntate ligeramente primero en la cara interna del brazo y comprueba la reacción-.

Además, es muy importante que evites el contacto con ojos, labios y otras zonas sensibles, no uses la mascarilla después de una depilación y, por supuesto, lee las instrucciones o consulta a un especialista antes de la utilización.

Superado todo lo anterior, disfruta de los efectos de las mejores mascarillas del mercado. Son asequibles desde el punto de vista económico, muy eficaces y la oferta es amplia y variada: mascarillas velos faciales, mascarillas exfoliantes, mascarillas colágeno, mascarillas antiarrugas, mascarillas pechos... ¡Porque tú lo vales!

Puedes leer más artículos similares a ¿Cómo usar mascarillas faciales?, en la categoría de Cara en Diario Femenino.