Mascarillas caseras de frutas para piel normal

Mascarillas de frutas caseras ideales para mantener la frescura de las pieles normales.

Saúl C. Montaño Quintanilla
Se conoce como piel normal aquella que tiene una textura suave, carece de espinillas, y no tiene los poros abiertos, ni áreas grasosas o resecas. Las afortunadas que la poseen solo necesitan un régimen básico de belleza para mantenerla, pero ¡cuidado!, ese balance natural es frágil y puede romperse si no lo cuidamos como es debido y no seguimos un régimen dietético adecuado.

Mascarillas caseras de frutas

Mascarillas de frutas para tu piel


A continuación te propongo algunas mascarillas fáciles de hacer en casa y que son ideales para mantener la frescura de las pieles normales. Debes aplicarlas en el mismo sentido de los músculos de la cara, siempre con movimientos rotativos ascendentes.

Para potenciar su efecto es preciso tener la piel limpia y relajarse mientras la dejemos actuar sobre el rostro. Para retirarlas basta enjuagarse con abundante agua fresca. Luego seca con una toalla limpia sin frotarla en el rostro.

Mascarilla de plátano: Toma un plátano maduro, lícualo y extiende sobre el rostro el puré resultante.

Mascarilla de papaya o frutabomba: Con una porción de fruta madura y pelada, elabora un puré que deberás aplicar en la cara y cuello. No la dejes sobre la piel más de 5 minutos.

Mascarilla de manzana: Con el procesador de alimentos o la licuadora, prepara una pulpa de manzana que deberás aplicar inmediatamente sobre el rostro. Relájate unos minutos y luego enjuaga. Especialmente beneficiosa para barros o espinillas.

Mascarilla de pepino: Prepara una pulpa de pepino licuando el vegetal con cáscara y semillas incluidas. Aplícala sobre el rostro, particularmente alrededor de los ojos y las comisuras de los labios. Es muy recomendada después de una semana de poco sueño o excesivo stress.