Comerse la placenta: ¿fuente de salud o moda asquerosa?

Ana Van den Eynde

Kim Kardashian es una de las famosas que han decidido comerse la placenta tras el parto; January Jones o Holly Madison, entre otras, cumplieron su cometido exponiendo que se trata de de una gran fuente de beneficios para la salud. Pero lo cierto es que, aunque algunos médicos están de acuerdo, no hay comprobaciones científicas que lo avalen. De ahí que una gran mayoría considere comerse la placenta una excéntrica y asquerosa moda de celebrities.

¿Y tú qué opinas?¿Moda o vitaminas? El debate está abierto, déjanos aquí tu comentario.