Alimentos de invierno: productos de temporada y sus beneficios

foto alimentos invernales

Llega Febrero, el epicentro de la estación invernal, y con este mes el meollo de muchas enfermedades virales del sistema respiratorio o, dicho de otro modo, los consabidos catarros, resfriados o gripes. Una buena forma de combatir y, con suerte, evadir estas dolencias consiste en mentalizarnos para tener la mejor alimentación posible. Recurrir, por tanto, a una nutrición dónde no escaseen los productos frescos de temporada, especialmente frutas y verduras, parece un modo efectivo de prepararnos frente a la afluencia de los temidos virus.

En la actualidad, resulta habitual encontrar en las baldas de nuestro supermercado más cercano productos pertenecientes a cualquier estación del año. Sin embargo, priorizar el consumo de alimentos frescos puede ser provechoso tanto para nuestra salud como para nuestra economía. Durante el mes de febrero podremos agregar a nuestro carro frutas, hortalizas y verduras de temporada como la remolacha, el hinojo, las endibias, la lechuga, la coliflor, el brécol, la escarola, las alcachofas, las calabazas, las naranjas o los kiwis.

Frutas de invierno, escasas aunque nutritivas


La fruta invernal por antonomasia siempre ha sido la naranja, útil para combatir los mentados catarros y la clásica solución que nuestras madres siempre nos han ofrecido para prevenirlos.  Es un alimento que, además de ser jugoso y dulce, resulta una de las fuentes principales de vitamina C, son un fuerte antioxidante y vigorizan nuestro organismo.

Por su parte, los kiwis también se encuentran entre las frutas con un mayor contenido de la susodicha vitamina C (unos 98 miligramos por cada 100 gramos de producto, frente a los 48 miligramos que contiene la naranja o los 53 miligramos del limón), por lo que nos va a suponer  también un perfecto complemento a nuestra alimentación invernal. Previene la aparición de alergias y ayuda a disminuir la hipertensión.

Las verduras suponen otra sana alternativa


Otra interesante opción reside en las verduras de hoja, tan habituales en nuestra ensalada. Podremos enriquecer nuestra lista de la compra con endibias, lechuga y escarola de temporada. Perfectas para añadir e integrar en las dietas de adelgazamiento y, de esta manera, poder lucir un buen tipo ante la llegada del buen tiempo.

El invierno también es la estación de las calabazas. Muy ricas en vitamina A que puede repercutir en una mejor salud ocular, previniendo enfermedades de los ojos como la pérdida de visión o el desagradable desarrollo de las cataratas. También podemos beneficiarnos, durante esta época, de las propiedades de las alcachofas, ideales para proteger el hígado y reducir los niveles de colesterol en la sangre.

Para las amantes de los pescados y las carnes, hay que destacar la presencia de productos como la codorniz, el conejo de monte, el faisán, el pato, el pavo, el salmón, el gallo, las almejas, la lubina, los mejillones, el pez espada o los salmonetes. Así que ya sabéis, no tenéis excusa para realizar una dieta rica, variada y sana durante el mes más corto del año.

Marta Valle  •  miércoles, 6 de febrero de 2013

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x