Las flores comestibles más conocidas y recomendadas para comer

Normalmente la comida suele entrar sólo por la boca, pero si incluimos flores comestibles en nuestros platos estimularemos también al resto de nuestros sentidos. Los colores de las flores entrarán por nuestros ojos y su aroma por nuestra nariz, haciéndonos probar algunos de los sabores más exquisitos de la primavera.

Las flores comestibles más conocidas y recomendadas para comer
Aprovechemos la estación de las flores para dar un toque de color, frescor y aroma a nuestras comidas. Las flores pueden ser utilizadas de distintas formas en los platos. Con las flores, en Oriente Medio, se realizan deliciosas mermeladas; en México, como relleno de tortitas o burritos; en Argelia o Túnez son usadas para perfumar el cuscús y ciertos guisos de cordero. Además, las flores son también una buena fuente de sustancias bioactivas como aromas, sustancias cromáticas y aceites esenciales con actividad antioxidante y reguladora.

No todas las flores son comestibles. Es recomendable consumir sólo las flores bien identificadas y de procedencia segura. En el último dossier de 5 al día, hemos encontrados algunas de las flores más conocidas y más indicadas para comer:

Flores comestibles


Flor de calabacín: Es muy dulce y posee un cierto parecido al sabor de la pipa de girasol. Es la más habitual. Se utiliza mucho en las gastronomías italiana y mexicana.

Pétalos de rosa: Son el referente dentro de la cocina con flores, tienen un sabor dulce y un olor inconfundible. Se utilizan en mermeladas o ensaladas con frutas.

Lavanda: Deliciosas en cremas y ensaladas, se encargan de perfumar los platos y darles un sabor algo picante.

Capuchinas: Tienen un sabor ligeramente picante y se consumen en ensaladas. Complementan el sabor del perejil, el estragón o las cebolletas.

Violetas: Combinan especialmente bien con las endibias y como relleno para tortillas. También se pueden consumir frescas, secas y confitadas.

Caléndulas: Eran muy apreciadas en la antigüedad en la India, Grecia y algunos países árabes. Por su ligero sabor amargo, se empleaban junto con sus hojas para aromatizar caldos y bebidas. Té de flor de malva, helado de jazmín, vino con flores, pétalos de rosa en ensalada... ¿A qué esperas? ¡Llena tu día a día con el aroma y el sabor de las flores!

Vilma Medina  •  miércoles, 16 de diciembre de 2009

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x