¿Cómo se congela la leche materna?

¿Cómo se congela la leche materna?

La lactancia materna tiene innumerables beneficios para el bebé. Aunque lo habitual es tomar la leche directamente del pecho de la madre, lo cierto es que también puede extraerse y almacenarse en la nevera, como un alimento más. De esta manera el bebé podrá seguir tomando leche materna cuando su madre no pueda amamantarlo por obligaciones laborales, unos días que la madre deba medicarse, un viaje o cualquier otra circunstancia.

La leche puede congelarse en envases de plástico duro o vidrio, aptos para uso alimentario, o en bolsas especiales para leche materna que venden en las farmacias y parafarmacias. La duración de la leche materna congelada varía según la potencia del frigorífico. En un arcón congelador pueden pasar 6 meses desde que se congeló; en una nevera con dos puertas, entre 3 y 4 meses. Por ello es importante que los envases estén debidamente fechados.

No es necesario congelar cada extracción por separado. Se puede juntar la leche extraída durante 24 horas, que se va guardando en la nevera. Debemos procurar congelar cantidades que se vayan a consumir por completo antes de que puedan empezar a estropearse una vez descongeladas, para no desperdiciarla.

La leche puede descongelarse dentro de la nevera o bien al baño maría, sumergiéndola en un recipiente con agua caliente. Nunca debe dejarse la leche hervir ni se puede volver a congelar. Puede utilizarse dentro de las 24 horas siguientes a ser descongelada.

Ana Sainz  •  lunes, 16 de enero de 2012

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x