¿Qué es el método kassing?

Saúl C. Montaño Quintanilla

El método kassing consiste en dar el biberón de la manera más parecida a la lactancia natural, reproduciendo las condiciones para que si se quiere volver a la lactancia materna, existan menos posibilidades de que el bebé rechace el pecho de la mamá o no tenga una succión adecuada.

El método kassing puede ser útil en casos en los que el bebé es prematuro, necesita un complemento por recomendación médica, se sigue una lactancia mixta, o en casos en los que la mamá tiene grietas o heridas muy dolorosas que le impiden la succión directa.

Este método de lactancia hace que la re-lactación sea más sencilla y facilita el mantenimiento de la lactancia materna mixta recreando las condiciones más parecidas al pecho, en cuanto a esfuerzo, estimulación y enganche.

Para ello, debemos colocar al bebé incorporado, y emplear una tetina larga, blanda y redonda de entre 18 milímetros y 2 centímetros. Asimismo, es importante reproducir los mismos estímulos naturales que se producen durante la lactancia, provocando el reflejo de búsqueda del bebé tocando sus mejillas y sus labios, para que sea él el que llegue a engancharse solo.