Halloween con niños: precauciones para evitar una noche terrorífica (de verdad)

Teresa Guerra

Halloween es una noche mágica, especialmente para los más pequeños. Un momento divertido para pasar en familia que comporta todo un ritual, como buscar disfraz, preparar dulces y decorar la casa con divertidos ornamentos.

No obstante, y pensando en la salud de los niños, Néctar, Salud en Positivo propone seguir una serie de precauciones para evitar que esa noche sea aterradora de verdad.

Halloween con niños sin sorpresas

-Sustituye los complementos puntiagudos del disfraz por otros que no impliquen ningún riesgo para el niño. Las varitas de princesas, las insignias de sheriff o las espadas de valientes caballeros son accesorios que pueden hacerse en casa con materiales inofensivos como el cartón o el fieltro. De esta forma, el niño podrá pasárselo en grande sin peligro de lastimarse.

-Evita las máscaras y píntale la cara. Utiliza maquillaje en lugar de antifaces que puedan dificultar la respiración y visión de los más pequeños. Hay que tener en cuenta que la epidermis del niño suele ser más fina y, por tanto, menos resistente que la de un adulto. Por este motivo, conviene utilizar un buen maquillaje no tóxico y evitar pintarle toda la cara. Unos pequeños toques de color serán suficientes para que el niño se encuentre diferente y esté contento para pasárselo de miedo.

-Los dulces, con moderación. Si pedir dulces en las puertas de cada casa se ha convertido en una tradición, revisa que los envoltorios estén bien cerrados y no aceptes dulces caseros de gente que no sea de plena confianza. Si al final de la noche recolectáis un buen botín, déjalo fuera del alcance de los niños para evitar dolores de tripa por el consumo excesivo y dosifica la cantidad de caramelos, ya que éstos aumentan el riesgo de caries en los niños.

-Ten precaución con los pequeños objetos de decoración. Por ejemplo, los platos repletos de dulces de diferentes sabores y colores llaman la atención de los peques, despertando su curiosidad y la necesidad de probarlo todo. Por este motivo, evita que estos elementos estén accesibles a los niños de edades más tempranas ya que podría haber peligro de asfixia.

Puedes leer más artículos similares a Halloween con niños: precauciones para evitar una noche terrorífica (de verdad), en la categoría de Niños en Diario Femenino.