Nombres prohibidos para gatos: jamás llames así a tu mascota felina

Apodos que debes descartar inmediatamente para tu nuevo minino

Sandra Llorente

Si hay un nuevo integrante minino en la familia, puede que estés intentando encontrar el nombre adecuado para tu mascota, pero aún no sabes por dónde empezar. Una gran idea es hacerlo en base a algunas recomendaciones sobre nombres que es mejor no elegir. Una vez que tengas esto claro, seguro que encuentras el nombre perfecto para tu gato. Vamos allá con esos nombres prohibidos para gatos, ¡jamás llames así a tu mascota felina!

Los nombres que NO debes poner a tu nuevo gato

+ Evita nombres largos

Los gatos son animales muy inteligentes y pueden llegar a responder a nombres de hasta tres sílabas. Sin embargo, si su nombre es demasiado largo, puede que se acaben confundiendo un poco y no lleguen a asimilarlo bien, lo que te traerá más de un problema de comunicación con tu gato. Tampoco son aconsejables los nombres de dos o más vocablos (por ejemplo, Señora Katy), porque además de ser más complicados de pronunciar para ti, tampoco serán fáciles de aprender para tu nueva mascota.

+ Nombres y diminutivos no hacen buena combinación

Lo mismo ocurre con esos nombres que al final acabarán convirtiéndose en un diminutivo, ya sea porque son largos, difíciles de pronunciar o porque lo ameritan. Si le pones el nombre de Cleopatra y acabas por llamarla siempre Cleo, ¿qué sentido tiene? Mejor ponle directamente el nombre de Cleo y siempre responderá cariñosamente a tu llamado. Recuerda que lo más importante para elegir un nombre a tu gato es que favorezca la comunicación entre tu mascota y la familia.

+ No le pongas tu nombre

Es uno de los errores más graves al ponerle nombre a una mascota. Si le pones tu mismo nombre, habrá siempre grandes confusiones en el hogar. Cada vez que alguien te nombre tu gato maullará o acudirá y se confundirá muchísimo si nadie le responde. Tampoco podrá aprender bien cómo te llamas, por lo que no comprenderá que se refieren a ti cuando te nombran.

+ Tampoco uses un nombre de un familiar

Si llamas Federico a tu mascota y ya tienes un familiar con ese nombre, puede que este se sienta un poco ofendido cuando llegue a casa y vea que se llama igual que vuestro gato. Si tiene buen sentido del humor puede que le haga gracia, pero independientemente de esto tu gato también se confundirá bastante al ver que hay alguien más con su nombre. Piénsalo bien, si llamas a tu tío por su nombre y responde tu gato, ¿no será un poco raro?

+ Evita nombres demasiado difíciles de pronunciar

Quizás encuentres un nombre que a primera vista te encante, pero esté en otro idioma o tenga una pronunciación muy particular, difícil para ti y otras personas. Mejor evita ese nombre, ya que siempre tendréis el problema de la pronunciación. Tu gato podría aprender cómo se llama con la pronunciación de uno solo de los miembros de la familia y no responder al llamado de los demás, ya que no vocalizan igual su nombre. Esto podría causar problemas de conducta en tu mascota, que simplemente no hará caso por algo tan absurdo como un nombre mal dictado. Para evitar problemas, elige un nombre fácil de articular.

+ No uses nombres de los que te podrías cansar

Puede que en principio te haga gracia un nombre determinado para tu gato, pero es importante plantearte ¿te gustará a largo plazo? La decisión de ponerle nombre a una mascota es importante, porque será el nombre que pronunciarás durante años, por lo que es necesario que sea un nombre que siempre te guste, tanto a ti como al resto de los miembros del hogar.

¿Y tú? ¿Tienes gatos? ¿Cómo se llama tu mascota? ¿Qué aspectos tuviste en cuenta a la hora de elegir su nombre? ¡Cuéntanoslo en los comentarios?

Puedes leer más artículos similares a Nombres prohibidos para gatos: jamás llames así a tu mascota felina, en la categoría de Gatos en Diario Femenino.