Botox y cirugía para aguantar los tacones más altos

Botox para lucir tacón

Seguro que más de una vez te has quedado mirando unos zapatos de ensueño que no te has atrevido a comprar por sus 18 centímetros de tacón. Algunas de las últimas tendencias en calzado no están pensadas para aquellas mujeres que no soportan los tacones altos y, que por su frenética actividad diaria necesitan un calzado más cómodo. Pero si sigues soñando con poder llevar esos tacones altísimos, las nuevas técnicas estéticas han llegado para ayudarte.

Loub Job, lo último en cirugía estética


Desde Gran Bretaña nos llega lo último en cirugía estética que te ayudará a llevar los tacones sin sufrir dolor. La técnica se llama Loub Job y recibe su nombre del admirado diseñador Christian Louboutin cuyos zapatos se caracterizan por tener unos tacones altísimos y por ser, junto con los Manolos, uno de los objetos de deseo más perseguidos por las celebrities.

Esta nueva cirugía consiste en rellenar con botox los dedos gordos del pie, los talones y los metatarsos formando una especie de almohadilla en el pie que amortigua un tanto la incomodidad y el dolor de la curvatura artificial que se forma al llevar este tipo de tacones. El Loub Job dura aproximadamente una hora y se realiza con anestesia local. Por unos 470 dólares tienes por delante seis meses para usar tus tacones sin sufrir.

Botox ahora también para los pies

El reinado del botox en el mundo de la estética parece que va para largo. Desde que la toxina botulínica empezara a usarse para borrar las arrugas del rostro y, de paso la expresión, son muchas las utilidades que se le han ido encontrando a esta sustancia milagrosa. Si hace unos días hablábamos del botox para el pelo, hoy el botox llega hasta los pies. Se rumorea que algunas de las famosas que ya se han apuntado a esta técnica son Victoria Beckham, Gwyneth Paltrow y Katy Perry y por eso posan sonrientes subidas a sus tacones de vértigo.

Pero lo cierto es que por mucho que nos infiltremos botox para no sentir dolor, el uso continuado de tacones tiene sus inconvenientes y es la causa de muchas patologías y malformaciones de los pies. Artritis, juanetes, dolor en la planta del pie y dedos deformados son algunas de las consecuencias de subirse a unos tacones altísimos. Pero lucir más estilizada, que es algo que le tenemos que reconocer a los zapatos de tacón, y más alta puede provocar también dolores lumbares, además de ser un riesgo constante de torceduras y esguinces en el tobillo.

Una solución si no queremos renunciar a parecer más altas es el uso de zapatos con plataforma y, si no nos gusta que se vea la plataforma, también los hay con plataforma interior que evita la postura artificial que el pie adquiere con los zapatos de tacón. Busca entre las últimas tendencias en calzado, porque seguro que encuentras el tacón que mejor se adapte a tu estilo de vida.

Laura Sánchez  •  martes, 30 de octubre de 2012

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x