Anímate a llevar sombrero este verano con estilo

Leiore Garaio

Llevamos varias temporadas en las que el sombrero es protagonista durante el verano. Es el complemento de moda ideal aunque también es el aliado perfecto para la piel; con su sombra y un buen protector solar podemos evitar las antiestéticas manchas oscuras que a veces salen en la cara por la sobreexposición al sol.

Los sombreros no son sólo para la playa. Puedes usarlos para una mañana de paseo o visitando monumentos. En cualquier caso, si quieres tomar precauciones con el sol o, por qué no, disimular un día de malos pelos y hacerlo con estilo, atenta a las siguientes ideas.

Los sombreros más clásicos

Zara, Mango, Blanco y H&M han sacado sus modelos de sombreros a precios muy económicos. Entre 10 y 13 euros te va a costar cualquiera de ellos y los puedes encontrar de varios estilos.

Puedes optar por los sombreros clásicos de paja, con un pañuelo o cinta de color para que conjunte con tu ropa. El ala de los sombreros de rafia suele ser corta así que cuidado con el sol en el cuello; el sombrero no protege la nuca y puedes quemarte, sobre todo los primeros días. Son sombreros muy apropiados para ir a la playa porque son divertidos e informales. Este tipo de modelo puedes encontrarlo también en tela, lisa o estampada, aunque sólo son recomendables para ir a la playa o de camping; en cualquier otro ambiente no encaja.

El sombrero habanero es el clásico sombrero masculino de rafia, de color muy claro y cinta negra. Es un modelo muy favorecedor y muy apropiado para las chicas a las que las tallas de sombreros femeninos les quedan muy justas. Al ser de caballero suele haber de tallas más grandes; no hay nada más incómodo que un sombrero apretándote la frente un día de calor.

El siguiente paso es la pamela. Tiene el ala mucho más ancha y su sombra cubre la cara y el cuello. Si tu objetivo es evitar el sol en la cara a toda costa, éste es tu modelo. Puedes llevarlo a la playa o salir una tarde soleada con él.  Las hay de rafia, de un solo color, con detalles de colores e incluso a rayas.

Cuando el ala de una pamela hace ondas lo llamamos sombrero floppy. Es un clásico que ya se usaba en los 60 aunque hay que saber llevarlo; no favorece a todo el mundo.

Peinados para llevar un sombrero

Si tienes un día de malos pelos, o sospechas que vas a tenerlo ya que tienes previsto ir a la playa y bañarte, aunque arruine tu peinado, puedes disimularlo con un buen sombrero. Basta con esconderlo o hacerse una coleta baja, y los malos pelos se habrán transformado en un complemento de moda.

Si por el contrario te ha quedado un peinado perfecto y no quieres estropearlo, el sombrero no suele ser una buena opción, especialmente si tu cabello es rizado. El pelo liso no termina tan chafado como un peinado hueco o con ondas. En estos casos, piensa por anticipado si vas a estar en lugares donde deberías quitarte el sombrero y cómo va a quedar tu peinado. En caso de ser así, quizá sea buena idea recogerte el pelo en una coleta o un moño bajo, que no te estorben para ponerte el sombrero. Otra opción es recoger el cabello bajo un pañuelo o una banda de tela para que sepas exactamente el aspecto que vas a tener cuando te descubras la cabeza.

Puedes leer más artículos similares a Anímate a llevar sombrero este verano con estilo, en la categoría de Complementos en Diario Femenino.