Manchas en la piel: tipos, prevención y tratamientos

Leiore Garaio

Todas las pieles tienen imperfecciones, aunque unas se notan más que otras. Las manchas en la piel pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, pero las zonas donde más nos molestan son la cara, escote y manos, principalmente porque son antiestéticas.

Tipos de manchas en la piel

Las manchas que afean nuestra piel se deben fundamentalmente al sol. Fuera de esta clasificación quedan las manchas de nacimiento, las pecas y los lunares.

El lentigo son manchas marrones, por lo general en manos y escote, consecuencia de exponerse al sol de manera habitual y sin protección a lo largo de muchos años. Se distingue porque su color permanece invariable a lo largo del año.

El melasma y el cloasma son manchas oscuras que salen en la cara, sobre todo en frente, pómulos y labio superior. Se oscurecen en las épocas más soleadas. Pueden surgir en cualquier momento aunque aumentan las probabilidades durante el embarazo, con la ingesta de anticonceptivos hormonales, por desarreglos hormonales e incluso con algunos medicamentos.

Hay un tercer tipo de mancha, el vitíligo, que se caracteriza por la falta de melanina, dejando zonas de la piel mucho más blancas que el resto. Son comunes en personas que sufren algunas enfermedades autoinmunes.

Precauciones para evitar las manchas en la piel

La exposición a la luz solar aumenta las posibilidades de que aparezcan sombras en la piel, aunque hay pieles más sensibles que otras. Cometemos el error de usar fotoprotectores sólo en la playa o en el campo, pero caminar por la ciudad también expone nuestra piel a los rayos solares.

Por eso es conveniente usar cremas con protección todo el año en cara, manos y escote, pudiendo variar el grado de protección según el momento del año. Si ya tienes una mancha, aplica sobre ella protección total para que no se torne más oscura.

Un gorro con visera que dé sombra a nuestra cara también será muy útil. No es un sustito de la crema protectora; es un complemento.

Por su parte el vitíligo es una enfermedad que no se puede prevenir, pero sí tratar, siempre bajo la supervisión de un médico. La buena noticia es que puede aplicarse maquillaje y correctores sobre las manchas de vitíligo.

Tratamientos para las manchas de la piel

Si ya tienes manchas en la piel, seguir los consejos anteriores te ayudará a evitar que se oscurezcan. Para quitarlas del todo, hay varias alternativas.

-En casa puedes aplicar cremas despigmentantes que aclaran e incluso borran las manchas. Puedes hacerlo por la noche, como un complemento a la protección solar que usas durante el día.

-El peeling puede hacerse en la consulta del médico e incluso en casa, pero siempre siguiendo un tratamiento supervisado por un profesional, ya que se usan activos agresivos para la piel. Se trata de aplicar un ácido que retira las células superficiales pigmentadas. Para las manchas más superficiales se suele usar ácido glicólico.

-La microdermoabrasión elimina la parte superficial de la piel que ha quedado oscurecida. Se hace en una cabina con un profesional y suele requerir pocas sesiones.

-El láser y la luz pulsada son muy efectivos, pero más agresivos que la dermoabrasión. Las pieles más delicadas lo llevan peor. El láser es muy efectivo para manchas que no responden a otros tratamientos y las relacionadas con el envejecimiento.

El vitíligo es una enfermedad y deberá ser un médico quien decida y supervise el tratamiento