Cómo conseguir el perfecto look motero: 4 ideas MUY trendy

Qué ropa debes ponerte si vas a viajar en moto

María Cerrato de la Fuente

Que en tu día a día te muevas por la ciudad en moto no quiere decir que tengas que ir siempre con el clásico traje de cuero y con la cazadora de refuerzo. Eso sí, hay que tener en cuenta que lo primero es la seguridad porque, ante una caída en moto, tú eres el parachoque. Y, por supuesto, si tu viaje va a ser largo o por carretera lo ideal es que lleves prendas holgadas, como pantalones y chaqueta con refuerzos, así como botas moteras cómodas.

Pero si en tu vida diaria utilizas la moto no tienes por qué renunciar al glamour ni al estilo, ¿no crees? Por eso, en Diario Femenino vamos a contarte cómo conseguir el perfecto look motero a través de 4 ideas muy trendy que puedes utilizar (siempre y cuando sean seguras según el tipo de transporte que utilices). Porque puedes ir en tu moto por la ciudad y no perder un ápice de elegancia. ¡Vamos a verlo!

4 looks moteros idóneos y muy chic para tu día a día 

Antes de empezar a relatar los looks que debes utilizar para tu viaje en moto, es necesario recordarte que el casco es absolutamente obligatorio. De echo, existen diseños chulísimos y con diferentes formas: entero, medio, retro con visera... En eso no debes escatimar, ya que tu seguridad es lo más importante. Y una vez que has elegido el casco más chic, toma nota de estos consejos que vamos a darte para tu outfit motero. 

1 Pantalones de cuero y cazadora a juego

Por supuesto, este look no podría faltar de ninguna de las maneras. Pero no es lo mismo un pantalón de cuero con refuerzos, que unos que sienten fenomenal, tipo leggins. Además, no es necesario que sean negros. Puedes optar por verde botella, burdeos o incluso rojos. Combínalos con camiseta básica o jersey de cuello vuelto, en función de la temperatura del exterior. Ponte también una cazadora biker de cuero, a juego con el pantalón. Aunque haga calor, no olvides que debes llevar una cazadora por protección. Después puedes rematar el look con unos botines moteros o unos con un poquito de tacón. Tú eliges el calzado.

2 Vestido midi romántico y botín

Si vas a pasear con una moto tipo Vespa, puedes optar por un vestido midi romántico de florecitas pequeñas, tipo liberty. A la hora de optar por una falda o vestido para viajar en tu moto (o por cualquier prenda), debes tener en cuenta algo fundamental: no debe ser una prenda demasiado holgada, pues con el viento te resultará incómodo y opondrá resistencia. Lo mismo sucede al contrario, es decir, tampoco debes utilizar prendas demasiado ceñidas por comodidad. Además, te recomendamos, que añadas unos culottes cortos debajo del vestido para que vayas más a gusto. Ponte una bota alta y una cazadora vaquera y estarás perfecta.

3 Vaqueros con jersey y parka

Los jeans siempre son una opción estupenda ya que aportan comodidad en los movimientos, siempre y cuando no sean ni demasiado estrechos ni demasiado holgados, por mucho que escojas unos mom jeans. Ponte una camiseta de manga larga y canalé o un jersey de lana y finaliza el look con un plumas ligero o uno más invernal, o bien con una parka. Eso sí, recuerda que cualquier chaqueta que elijas debe ser corta, a la altura de la cintura, ya que más larga te resultará incómoda. A la hora de escoger el calzado también debes evitar, en la medida de lo posible, los cordones. ¿La razón? Evitarás accidentes porque se enreden en los pedales. 

4 Traje

Y si los ejecutivos van en sus motos en traje chaqueta, ¿por qué no vas a ir tú? Ponte tu traje preferido. Ya sabes, procura que el pantalón no sea demasiado ancho. Acompáñalo de los zapatos que mejor combinen y una blusa debajo, o un bralette si eres más atrevida. Y llega a tu cita o a tu trabajo en tu moto y sin perder un ápice de glamour. 

 

Y por supuesto, si vas a hacer un viaje más largo o tienes que ir en carretera, siempre tienes la posibilidad de ponerte tu mono o dos piezas motero con sus protecciones y llevar debajo tu outfit ideal. Y, guardados en el sillín, tus stilettos de taconazo. No renuncies a ir guapa pero, sobre todo, jamás renuncies a tu seguridad.