Guía para comprar de segunda mano: qué, dónde y cómo

Guía para comprar de segunda mano

Comprar artículos de segunda mano no es nada novedoso, pero la actual situación económica hace que esta tendencia vaya en aumento cada día. Nuestro poder adquisitivo disminuye a una gran velocidad, pero nuestras necesidades se mantienen, al menos algunas de ellas. Y para afrontar el gasto de determinados productos, ahora más que nunca, podemos recurrir a la segunda mano donde los precios bajan considerablemente.

Qué compramos de segunda mano

Tradicionalmente las compras de segunda mano se dirigían hacia productos caros, como la compra de una vivienda, un coche o una moto. También se recurría al artículo usado cuando se trataba de objetos que nos interesaban pero que no nos eran imprescindibles, como una bicicleta, un equipamiento para ir a esquiar, equipos de pesca, consolas, portátiles, etc. Y sobre todo, el comercio de segunda mano era el lugar apropiado para coleccionistas, donde el aficionado podía encontrar los libros, sellos, cómics, películas o vinilos que estaba buscando.

Hoy en día, la tendencia en la compra de segunda mano ha cambiado. Aguantamos con nuestro coche hasta el último momento y ni pensamos en adquirir una vivienda. Por otra parte, hay menos dinero para caprichos, así que ahora buscamos lo que realmente necesitamos. Mobiliario, electrodomésticos, carritos y enseres para el bebé están entre los productos usados más demandados.

La ropa es otro de los imprescindibles de las compras de segunda mano, aunque no es un fenómeno nuevo y, muchas veces tampoco es la opción más barata. Y es que la compra de ropa usada se centra más en la tendencia de moda vintage, un estilo que no está al alcance de todos, y no tanto en la compra de la ropa que necesitamos para el día a día.

Dónde comprar

Para comprar cosas usadas, los mercadillos tradicionales siguen siendo la opción más atractiva porque puedes comprobar el estado de lo que compras en el propio sitio. Los rastros de las distintas ciudades y también aquellos rastrillos solidarios que cada vez son más frecuentes te ofrecen productos de todo tipo que seguro se adaptan a lo que necesitas.

Pero en la era de las nuevas tecnologías, Internet se convierte en el sitio perfecto para la compra de segunda mano. Portales como Segundamano o eBay son auténticos mercados donde se puede encontrar de todo y conseguirlo a los mejores precios. Por supuesto, como en cualquier compra, se corren ciertos riesgos de fraude que pueden reducirse si se toman las debidas precauciones. Tener una cuenta bancaria con el dinero justo para realizar la compra, buscar información del vendedor, comprobar mediante llamada telefónica que el vendedor existe y, si es posible realizar el pago una vez recibido el producto son algunas de las recomendaciones para no tener problemas en las compras de segunda mano por Internet.

Una alternativa a la segunda mano es el intercambio, algo que en los próximos tiempos va a entrar con fuerza en nuestras relaciones. Ya existen movimientos sociales donde el trueque se impone a las relaciones comerciales. Y no sólo hablamos de ropa, de libros, de muebles...el intercambio de servicios también es posible y supone una opción más que atractiva cuando el dinero escasea.

Laura Sánchez  •  domingo, 12 de agosto de 2012

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

DF Videos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x