¿Te toca cocinar en Navidad? Consejos para no agobiarte

Me toca cocinar en Navidad

Las navidades ya están aquí. Este año es especial por la delicada situación que están pasando la mayoría de las familias como consecuencia de la crisis, así que es probable que tu familia y tú hayáis tenido que cambiar algunas de vuestras costumbres. Si habéis decidido organizar la cena de Navidad en tu casa, este año descubrirás todo el trabajo que supone preparar esa reunión familiar. No te pongas nerviosa, no te agobies y, sobre todo, planifícate.

Los días previos

Al contrario de lo que sucede con otros eventos, como pueden ser cumpleaños, aniversarios, etc., en Navidad suele estar bastante claro y con antelación quiénes van a ser los invitados. Eso es una suerte, pero no te confíes porque se trate de la familia y los conozcas bien; las semanas previas haz una lista con todos los asistentes a la cena para organizarte mejor.

Con la lista de invitados hecha, puedes pasar a elegir el menú, algo que tampoco resulta muy complicado en Navidad teniendo en cuenta que se trata de una cena en la que a todos les gusta comer todos los años lo mismo. Y es que no podemos renunciar a los platos típicos navideños, pero eso no te impide introducir un plato nuevo en el menú tradicional, siempre y cuando no requiera demasiada elaboración.

Un buen truco es comprar los productos con bastante antelación y congelarlos. Así te saldrá más barato y evitarás las prisas y los nervios de última hora. Y hablando de dinero...que la cena de Navidad se celebre en tu casa no quiere decir que tengas que asumir tú sola todos los gastos. Todos los asistentes deben hacer su aportación económica pero ten en cuenta también la situación personal de cada miembro de la familia a la hora de elaborar el presupuesto.

El momento de la cena

Tampoco tienes que ocuparte de preparar la cena en solitario. Por supuesto, que al celebrar las fiestas en tu casa, recaerá sobre ti el mayor peso, pero pide a dos personas de tu familia que vayan a ayudarte a cocinar, así pasaréis también una jornada divertida y estrecharás lazos. Siempre hay invitados que llegan a mesa puesta por motivos de trabajo o de otro tipo, pero en la medida de lo posible, haz que todos colaboren para poner la mesa y preparar los aperitivos.

Tienes que aprovechar el día antes de la cena para cocinar cualquier comida que se pueda preparar con antelación, así podrás dedicar el día a estar con tu familia y disfrutar de tus seres queridos. En los menús típicos de Navidad se suelen incluir verduras y alguna carne asada, y eso es algo que puedes cocinar por la mañana. Cuanto más tengas preparado antes de que lleguen los invitados menos nerviosa estarás.

Búscate un aliado o ayudante a la hora de servir la cena y ten en cuenta que estáis en familia y que todos deben colaborar para que tú también puedas disfrutar de las fiestas. Eso sí, al día siguiente te tocará a ti sola ponerlo todo en su sitio, aunque el esfuerzo habrá merecido la pena por tener a toda tu familia a tu lado.

Laura Sánchez  •  miércoles, 12 de diciembre de 2012

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x